A los jueves les falta algo: Olimpo clausurado.

olimpo

El pasado 8 de marzo la Municipalidad clausuró el Olimpo Bar, una de las cuevas culturales del centro rosarino. Por 25 días permanece el bar cerrado, complicándose así afrontar los gastos que tener un espacio cultural conlleva. Charlamos con el Oso Teglia, gestor del Olimpo, que nos contaba cuales son las complicaciones que atraviesan, y los eventos que vienen por delante a beneficio del bar. Quedate tranquilo, la jam sigue los jueves, pero en el Club 1518. Y se viene el festival del Rescate Olímpico.

Una vez más la Municipalidad de Rosario arremetió contra la cultura independiente. En su momento le tocó a Bienvenida Cassandra, ese lindo espacio que tuvo que cerrar; hace poco fue Nómade, que está reabriendo sus puertas, y así casi todos los espacios culturales sufrieron la censura municipal. Esta vez le tocó al Olimpo.

El miércoles 8 de marzo, cuando todo estaba preparándose en el bar para una noche de milonga con banda invitada de Buenos Aires, aparecieron agentes de la Municipalidad a clausurar el bar por una denuncia de ruidos molestos a pedido del cura de la parroquia vecina. El Olimpo debe permanecer cerrado durante 25 días y pagar una multa de $6.000, además de afrontar los gastos fijos.

Estuvimos charlando con Pablo Teglia, el Oso, uno de los gestores del Olimpo y amigo de la casa cabezona, para que él nos cuente mejor cuál es la situación que atraviesa el bar.

PLANETA: ¿No es la primera vez que les toca?

OSO: En esta habilitación no, pero a nosotros sí. El chiste es que lo toman como una reincidencia, y es la primera falta.

PLANETA: ¿En qué los complica la clausura?

OSO: La clausura nos complica no solamente en lo que significa tener que hacer una reprogramación de todos los eventos, con el daño que genera eso al espacio, a los artistas. Al mismo tiempo la gente muchas veces no sabe porqué esta clausurado y eso daña la imagen. Pero te clausuran, y con el bar cerrado sin poder trabajar, tenés que subsistir 25 días, ¿y cómo paga uno el alquiler de ese mes si no puede trabajar? Es ridículo, no podemos entender que se trate así a los espacios culturales, a los lugares donde laburan la mayoría de los artistas que ellos contratan. También está la cuestión de que no pueden laburar los trabajadores tradicionales, los cocineros, los mozos, la gente que da talleres. Corta la continuidad de un año que ya había empezado, que nunca había parado. Nosotros no cerramos en enero, laburamos de corrido para no tener un bache y potenciar todas nuestras movidas, y esto lo corta empezando el año. Creemos que si se hubiera primera una etapa de mediación, como plantea la ordenanza que propusimos hace dos años con ECUR (Ordenanza de Club Social y Cultural), sería todo más fácil, y podrían atender justamente a ese concepto de vecindad, de compartir, de entenderse. Yo con todos los demás vecinos no he tenido problemas, he podido dialogar y todo se pudo resolver. Así que es algo arbitrario.

PLANETA: ¿Y cómo sigue la cosa ahora? ¿Van a estar haciendo otras actividades para tapar este bache?

OSO: Por el momento la jam de los jueves se va a seguir haciendo pero en el Club 1518 (Salta y Ov. Lagos). El sábado pasado hubo una noche de juegos de mesa del Colectivo Caracol en Nómade a beneficio del bar. Y el sábado 25 vamos a estar haciendo el festival del Rescate Olímpico en la sede de Central Córdoba (Av. San Martín 3250). Arranca a las 12 del mediodía con clases de tango y milonga, orquestas y cantantes de tango, y a las 20 arranca toda la movida con bandas.

PLANETA: ¿Hay alguna otra forma en que la gente pueda colaborar con el bar?

OSO: Hay que seguir viralizando las publicaciones y apoyar las movidas que vamos a estar haciendo en diversos espacios del ECUR. Además concurrir al festival del Rescate Olímpico. Ya estaremos entregando grillas y fechas.

Texto y entrevista: Gonzalo Luján.
Foto: Mariano Ferrari.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *