NOTAS  3 de junio de 2018

El gatopardismo, en Cuna de Lobos.

La obra dirigida por Maru Lorenzo, que estará los sábados del mes de junio, cuenta la historia de un grupo de personas que viven un ficticio country en Funes, donde todo parece ser perfecto hasta la llegada de una nueva vecina.

Por Agustín Barcos.

   Corre el año 2016, época de cambios, y en el country “El descanso” todos viven sus vidas como están acostumbrados: hace décadas que esos vecinos viven ahí y son como una gran familia “de corazón”. Viven aislados y encerrados en esa gran burbuja cuyos muros son tan sólidos como sus prejuicios y su hipocresía: pero alguien, que no es de su clase social, volará hasta su nido. Se trata de Dalma, quien cuya llegada al country coincidirá con la de una amenazante jauría de siberianos, poniendo en riesgo la histórica tranquilidad de “El descanso”.

  Dalma es una exitosa chica de barrio, no de country, que ha logrado fundar su propia empresa y llega porque enamora a Benji, el hijo de uno de los fundadores de “El descanso”. Su llegada y su esfuerzo por encajar en esa comunidad paqueta es objeto de burlas, y aunque ella rehúse a su pasado y a quién es, nuestro pasado siempre está.

   Los vecinos de esa comunidad son igual de miserables que el resto de las personas, pero hay un perturbador (y violento) acuerdo tácito en aparentar la perfección y la felicidad, aunque ello signifique tergiversarlo todo; esto siempre a favor del country y su gente, el statu quo. Cada uno ocupa un rol en esa comunidad, desde “el hijo (hombre) de” hasta la mujer incondicionalmente sumisa, aunque en la vida real pasen otras cosas.  

   Además de ser una obra que inteligentemente desnuda los prejuicios de una clase alta disociada del resto de la ciudad, es una historia sobre heridas.  Heridas individuales, que tienen cada personaje y en importancia están en un segundo plano, y las heridas colectivas: esas que aunque pasen las décadas, pasen y lleguen presidentes (o presidentas), ahí están. Y aunque pensemos que esas heridas cierran y los tiempos cambian, no es así. Una idea de gatopardismo que por supuesto nos remite a Il Gattopardo.

   Muy buenas actuaciones del reparto, que en tono de comedia nos logran interpelar haciéndonos reír y emocionar, en algunos casos. La pretensión de mostrar varios escenarios y momentos del día en el country también se resuelve satisfactoriamente, dejando a la obra exenta de monotonía y aburrimiento.

Ficha Técnica:

Dirección y dramaturgia: Maru Lorenzo.

Actuaciones: Lucho Alva, Charo Colonna, Julieta Lancellotti, Débora Chomnalez, Angelina Regis, Carolina Casella y Juan Tardío.

Teatro: Cultural de Abajo (Entre Ríos 579). Los sábados de junio a las 20 hs.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios