NOTAS  4 de junio de 2018

Festival Puteril: Siempre con las putas

“¡Venite al puterío! Preparate para prender fuego el closet y la moral”, gritaba un evento de facebook anunciando la realización del Festival Puteril, en las escalinatas del Parque España, el sábado 2 de junio, conmemorando el día internacional de les trabajadores sexuales. Fue organizado por Fuertsa, organización que nuclea a personas que ejercen el trabajo sexual y otras que no pero se interesan y militan por la problemática.

Cerca de las 15:30 el sol se posicionaba sobre la radiante y colorida bandera de la diversidad desplegada en las escalinatas del Parque España, que comenzaban a colmarse de gente bajo el lema “siempre con las putas, nunca con la yuta”.

La conductora del festival, Lala Brillos, dio inicio a la celebración presentando a las Tanga Feroz, que recitaron hermosa poesía de su autoría entre aplausos y ovaciones. Valentina Lopícolo, integrante de este grupo de poetas feministas y combativas, contó que cuando Fuertsa las convocó se reunieron para decidir qué iban a leer, y con una sonrisa expresó: “Apelamos a que cada una escriba, o relea algo viejo, que sienta que es especial, no importa si tenía que ver directamente con la causa pero que sea especial y militante” y agregó: “Nosotras militamos mucho por la belleza, por el amor, por el encuentro”.

Antes de presentar al segunde artista de la tarde, Lala Brillos cedió el escenario a una compañera de la Mesa de las Tortas que afirmó: “Lo mejor que le puede pasar a Fuertsa es ser horizontales, que no haya presidentes ni vicepresidentes”, haciendo referencia a que no debe haber jerarquías dentro de una organización que lucha por una causa. También aconsejó: “No queramos solo existir sino también accionar” y enfatizó que es imprescindible defender la voz de las putas dentro del feminismo.

Ya cerca de las 16:00 el escenario se siguió llenado de arte, poesía y amor de la mano de Nacho Estepario que dramatizó poemas con una energía que lo inundó todo, robándose fervientes aplausos del público al finalizar cada uno de ellos. Nacho contó que decidió participar del festival porque las trabajadoras sexuales están luchando “casi solas”, no solo contra “la mirada estigmatizante y discriminadora de la sociedad” sino también contra el Estado que no les quiere reconocer sus derechos laborales y además contra la policía que es uno de los órganos del poder que más violencia lleva. También deben luchar contra “la mafia de los fiolos y proxenetas”. Señaló, además, que: “Son muchos los frentes en los que las trabajadoras sexuales luchan día a día, pero

hay otros que es, encima, adentro de los propios feminismos, cuando hay ciertos feminismos tan machirulos como abolicionistas que se ponen en guardianes morales, en yuta, de decirles lo que la trabajadora sexual tiene que hacer o no con su cuerpo, contra la libertad de su cuerpo”, y finalizó: “Es un colectivo al que tenemos que estar apoyando, tenemos que estar en su lucha”.

Merlina Filiberti, compañera de Fuertsa contó que organizaron el festival porque un 2 de junio, hace 43 años, un grupo de trabajadoras sexuales, en Francia, tomaron una catedral al grito de “basta”, para visibilizarse y pedir por sus derechos. Merlina expresó: “Pedimos que el trabajo sexual sea reconocido como trabajo, que nos dejen de criminalizar, que nos dejen de meter presas por ser laburantes con nuestros cuerpos”, también destacó la presencia de organizaciones que siempre las apoyan, como la mesa de las tortas, la comunidad trans y el colectivo “Ampliando Derechos”; “Hacemos un bloque y nos plantamos para pedir el reconocimiento y una alternativa real para todas las compañeras que deciden dejar de ejercer y eso va de la mano con el cupo laboral trans. Todas estas peleas van de la mano y no se puede pedir una dejando de lado las otras”, afirmó Merlina.

El sol ya se estaba escondiendo cuando Lala Brillos presentó a la primera artista musical del evento, Ayelén Becker, quien interpretó varios temas de fogón que el público cantó y bailó, enfrentando al frío de la costanera.

Antes de abrirles paso a las Alto Guiso, subieron al escenario lxs compañerxs de Fuertsa que gritaron bien fuerte: “Nos vemos en las calles y ¡viva la revolución de las putas!”. También se mencionó la causa del barrio La Sexta, que lucha contra los desalojos, y subió a leer el Colo, poeta del barrio.

Alto Guiso ya había probado sonido y estaban preparadas para empezar a tocar cuando la conductora del festival pidió que todxs lxs presentes se reúnan en las escalinatas para sacar una foto que retrate la hermosa tarde de lucha compartida.

 

Texto: Karen Kennedy

Fotos: Gina Herrera

 

Si querés ver el álbum entero, lo encontrás en la página de Facebook de Planeta Cabezón TV.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios