NOTAS  24 de septiembre de 2018

El orígen de la fusión entre rap y rock

El Rincón del Coyote llegó al portal web de Planeta y hoy nos cuenta la génesis de la unión entre el hip hop y el rock.

Tal vez, una de las mejores cosas que le pueden pasar a la música, es que perdamos las etiquetas. Que no nos quedemos en la comododad de escuchar o hacer un solo género, y empecemos a innovar, a mezclar géneros, a desgenerizar. Y así, como quien fuera a tomar un pomo de témpera azul y uno rojo para formar el violeta, alguien pensó en rapear sobre una base de guitarras eléctricas y baterías. A alguien se le ocurrió que el rap y el rock podían ir de la mano.

Muchos dicen que los pioneros fueron Rage Against The Machine, a partir de 1991, creando algo así como un rapcore. Tom Morello, guitarrista, es un loco de los pedales y efectos, que hasta suele emular con su guitarra los scratchs de los DJ's de hip hop. Zack de la Rocha antes de apasionarse por las rimas del rap, participó de grupos hardcore y punk. Por su parte Commerfield aportó su experiencia jazzera en el bajo, y Brad Wilk, sus ritmos bien funky en la batería. Esta fusión sumada a las letras militantes de ideas anticapitalista, antipatriotas y de izquierda, el apoyo a movimientos sociales como el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y la solidaridad con las luchas populares, hicieron de Rage Against The Machine, una banda que planteó otra forma de hacer música.

Si vamos unos años más atrás se hace imposible no hablar de los Beastie Boys. Formados en el 81 comenzaron tocando country (como buenos chicos blancos) y se fueron para el lado del hardcore punk, hasta que en el 83 comenzaron a coquetear con el rap. En el 86 firman contrato con Def Jam, la histórica discográfica de hip hop, para producir Licensed To Ill, de la mano del mítico Rick Rubin, y así explotaron con el single Fight for your right (to party). Tocaron junto al violero de Slayer, usaron samplers de Led Zeppelin. Tremenda fusión de géneros.

Pero si vamos a la génesis de la cuestión, nos remontamos a los genios de Run-DMC. Desde que aparecieron los Sugarhill Gang, y los Furious Five rapeaban sobre las locas mezclas de Grandmaster Flash, pasando por otros grandes personajes como Kurtis Blow, los raperos eran seres extravagantes con ropas que parecían de ciencia ficción. Run DMC rompe con esto, y se visten como los homies del barrio. Se vistieron simples, de negro, y con esas adidas blancas bien clásicas... My Adidas.

En el 83 presentan Sucker's MC, bien minimalista, con una máquina de ritmos como base. Más adelante empezaron a usar bases de hard rock, a diferencia del hip hop clásico que rapeaba sobre sonidos disco y funk. En 1986 mientras grababan Raising Hell, Jam Master Jay puso una base con un riff genial y los MC's rapeaban sin saber qué era. Sólo pasaban los primeros segundos del tema, sin llegar a la letra. Cuando reprodujeron el tema completo, Run preguntó y le respondieron que era Walk this way de Aerosmith, tema de Toys In The Attic, que en los 70 llegó al top 10 de Billboard. Otra vez Rick Rubin se iluminó. Levantó el teléfono y llamó al mánager de Aerosmith, para invitarlos a hacer una versión de Walk this way junto a Run DMC. La respuesta fue "¿qué es el rap?".

Lo cierto es que Aerosmith no estaba en su mejor momento. Desde la versión original de Walk this way, una década atrás, las ventas bajaron mucho. Al principio Tyler y Perry fueron escépticos, pero terminaron aceptando.

No fue el primer intento de fusionar rap y rock, pero sí el más efectivo, y el más literal. No hablamos de sampleos, sino de las dos bandas juntas. El videoclip fue un éxito, llevó a Run DMC a MTV y al mainstream. Logro también devolverle a Aerosmith el lugar que supo tener y le dio otro alcance al hip hop. El público del rock empezó a perder el repudio que le tenía al creciente rap. Fue el salto que la cultura del hip hop necesitaba, y el puntapié inicial para que luego, por ejemplo, Rage Against The Machina haga lo suyo.

Volvamos a la actualidad y veamos como viene la cosa hoy. Los miembros de Rage Against The Machine, sin Zack de la Rocha, mantienen la pasión por esta fusión, y el dolor ante las injusticias, la lucha popular. Se unieron con B-Real de Cypress Hill, y con Chuck-D y DJ Lord de Public Enemy para formar Prophets of Rage.

En Argentina, tras un largo letargo revivfal, desde abajo la cosa va cambiando. Los Illya Kuryaki hicieron lo suyo a partir de los 90, tal vez más desde el palo del funk. Hoy los Militantes del Clímax están en la cresta de la ola con su fusión de jazz funk y hip hop, y otras bandas como Lo' Pibitos o Banzai están fusionando el rap con otros géneros. De hecho, esto también va llegando a nuestra ciudad. Lima Sur viene mezclando el rap con funk y rock hace casi diez años, y Caliope se planta como una banda que va a dar que hablar.

Ni se imaginaban Run DMC y Aerosmith que lo que estaban haciendo terminaría calando tan hondo, y hasta llegaría a esta parte del mundo.

 

Texto: Gonzalo Luján

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios