Franco Vicente Zappa

Futbolista argentino, referente indiscutible del Club Atlético Lanús y el Ajax de Holanda. Efervescente militante político que debió exiliarse durante la última dictadura cívico - militar.

Artículo: Franco Zappa (Futbolista) - Para otros usos de este término, véase Zappa (desambiguación).

Franco Vicente Zappa: nacido el 21 de diciembre de 1941 en el partido bonaerense de La Matanza. Se desempeñó como centro delantero en el Club Atlético Lanús en los períodos de 1956 – 1965 y 1970-75. Falleció en Holanda en 1993 luego de exiliarse durante la última dictadura militar argentina. Integró la lista de “Grandes jugadores argentinos marginados de la selección nacional” del suplemento deportivo El Gráfico.

Primeros años y el sub-campeonato de 1956:

Hijo de Francisco y María Rosa Zappa (anarquistas italianos que llegaron al país tras el aluvión migratorio de comienzos de siglo XX), Franco dio sus primeros pasos en el fútbol en las infantiles del Club Huracán de San Justo, donde ya se destacaba como un jugador distinto no sólo por sus habilidades con el balón sino por su llamativo look (desde los 12 años le creció un distintivo vello facial que le valió el apodo de “bigote”).  

En 1955 se traslada con su familia a la ciudad de Lanús. Una vez instalado allí, se prueba en las inferiores del Granate. Su estilo peculiar, patentado por sus indescifrables gambetas, le llevo a debutar rápidamente en primera en 1956. De este modo, y con tan solo 15 años, Zappa formaría parte de la histórica formación del Club que obtendría el segundo puesto del torneo de Primera “A” , los recordados “Globentrotters”.

Lesión

Amado por el público, Zappa se ganó rápidamente la titularidad en el equipo mayor. A pesar de ser tentado por Boca el peligroso delantero decidió quedarse en el club tras el descenso a la primera B nacional, convirtiéndose en el principal pilar del equipo para el regreso a primera en 1964.

Junto a Dante Lugo conformó una de las duplas ofensivas más temidas del futbol local. Convirtió 54 goles en 80 partidos, siendo uno desde el tiro de esquina (olímpico) ante el Club Almagro el más recordado por los hinchas granates.

A mediados del 1965 sufrió una rotura de los ligamentos durante un violento encuentro con Gimnasia y Esgrima de la Plata. Esto lo alejó de las canchas durante 5 largas temporadas, llegándose a plantear su prematuro retiro.

Durante este tiempo Zappa se dedicaría a la lectura y a la militancia política, pasión que heredó de sus padres. Sus afinidades ideológicas y sus recurrentes viajes a Tucumán forjarían el mito de su posible participación en las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP), sin embargo esto nunca sería confirmado.

Exilio

Presionado por su acercamiento al movimiento Montonero, Zappa debió exiliarse en 1976 en París. Más tarde llegaría a la ciudad de Amsterdam, seducido por su colega Jonah Cruyff para dar sus últimos pasos en el fútbol. En 1977, en su primer partido con la camiseta del Ajax, marcaría un gol inolvidable desde mitad de cancha.

A pesar de su buen desempeño y su excelente salud, Franco decide retirarse en 1978 debido al “insuperable sentimiento de nostalgia” que le producía estar en un campo de juego “tan lejos de su San Justo natal”. Se sabe también que durante el período en que se desarrollo el Mundial de Fútbol, con sede en Argentina, Franco entró en una dura depresión ante la impotencia que le generaban las injusticias vividas en su país.

Durante su retiro se dedicó a la política. En 1983, con el regreso a la democracia, Zappa comenzó a visitar Argentina de forma intermitente. Ignorado por la AFA, es recibido cálidamente por los hinchas granates y los amantes del buen fútbol, que lo detienen en la calle para sacarse fotos.

 

Compartir

Comentarios

Fede

Que lastima que no vino a Boca! Su homónimo guitarrista es de lo mejor que escuche.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »

Relacionadas