La emperatriz del agite: Ani Bookx

¿Cómo se extraña el baile no? Dice Ani Bookx al comienzo de una entrevista con Wacha Piola en Octubre, al mes siguiente regala para toda la manija colectiva “Cómo escuchar un disco online”.

La cuarentena no fue igual para todxs. Algunxs se sumergieron en la angustia, otrxs descubrieron facetas propias que no conocían, hubo quienes incursionaron en cocina, en yoga o llenaron de plantas la casa. Pero también están quienes no dejaron de cranear y laburar como Ani. Una artista de la ciudad del Río Paraná que se instaló hace tiempo en el ambiente artístico, que se reinventó y apostó a un proyecto solista con el cual no para de tirar magia y conquistar oídos. Acomodó su espacio, se aseguró de estar cómoda, de poder conectarse internamente y con el entorno, puso primera y arrancó. Con trabas, pausas, idas y vueltas, pero desde casa logró empezar y terminar un disco que hoy podes escuchar con solo poner play.

Si se habla de baile dentro de la movida rosarina, se habla entonces de la Bookx y sus maquinitas. Su vibra es contagiosa, invita a sumarte, a seguirle el ritmo, a ser parte. Los pies empiezan a moverse, las cuerpas no paran de agitar. El calor del roce humano puede percibirse mientras suena “Cómo escuchar un disco online.”  Suban el volumen y relajen que Ani les invita el viaje durante 21 minutos y 21 segundos. Pueden darse el changüí de imaginar que la cuarentena no existe, que nunca existió, que el Club 1518 sigue abierto y que por 200 pesos comienza el show. La pista del bar que más les gusta, la tribu que les acompaña a bailar hasta que el sol empieza a asomar, el humo, las luces de colores, el olor del porro, el pelo de alguien chocando en tu cara mientras sacude su cabeza, el hombro del de al lado que no puede parar y te empuja sin siquiera notarlo. Una birra, otra y otra. La noche de Rosario, con todo eso que ya conoces y que tanto gusta. 

“Cómo escuchar un disco online” es la muestra viviente de lo autogestión. Del amor y la garra. Del permanecer a flote. Grabado cien por ciento en la casa de Ani mientras la cuarentena invadía las calles, con amigues que acompañaron en cada prueba y error, con artistxs invitadxs como Lola Sinasco en voz, Sofía Pasquinelli en guitarra, Paola Santi Kremer recitando poesía, Lautaro Canals en batería con grabación en Long Play Records y Leo Sosa junto a Santiago Pérez Lanz en mezcla y producción. A la hora de dedicar el álbum, Ani apunta a Huayra, Pichu y Oliva, pero también a sus viejos, Norma y Hugo por el aguante y la ayuda, por el incentivo constante para soñar y proyectar, algo no menor en estos tiempos. Lo que se hace con esfuerzo, constancia, pulmón y corazón tiene un sabor más rico, ese no sé qué que puede percibirse, que dan ganas de compartirlo para que muchxs otrxs escuchen y flahseen mirando los videos psicodélicos y para que compartan a más personas, forma simple de asegurarse que la rueda siga girando y cada clic en play valga la alegría para todxs,- más en este contexto dónde los proyectos independientes, les artistas, la cultura en general continúa inmersa en una crisis que duele-.

Desde ese día que se subió sola  a un escenario vestida de geisha, con cogollos en la cabeza y sin dormir porque la noche y el vodka no se lo permitieron, mientras abajo se agitaban brazos pidiendo música y baile, rota pero convencida que ese era el lugar dónde quería estar tirando poderes musicales, Ani Bookx fue trazando su impronta, y también ayudando a que muchxs otrxs artistas lo hagan. Se convirtió en la emperatríz del agite, del beat de la ciudad. En está ocasión la multifacética artista local plantea una pregunta ¿Cómo escuchar un disco online? para saber la respuesta entren a cualquier plataforma musical y sigan el perfil de la Bookx.  

https://www.youtube.com/watch?v=kJZb87qzsjM

Por Ludmila López

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »

Relacionadas