Gauchito Club presentó en Rosario su Tour Astral con mucha épica.

En el marco de su Tour Astral, Gauchito Club brindó su show en el CC Güemes para el público rosarino.

Después de estar alejados de los escenarios por el parate pandémico, Gauchito Club presentó su “Tour Astral” en donde pasaron anteriormente por Córdoba y Santa Fe. Esta vez fue el público rosarino los que tuvimos el placer de escucharlos en el CC Güemes.

Lo más llamativo de sus presentaciones, es observar como amalgaman y entrelazan sus mixturas musicales que abarcan desde la música tropical, el candombe y el rock. Acompañado por sus letras directas y cotidianas.

La última noche de verano contó con un caliente y explosivo repertorio de canciones de su primer disco “Guandanara” (publicado en 2018) y con algunos de sus nuevos temas compuestos en pandemia como “Movimiento astral”

Cerca de las 22hs el público comenzó a ingresar al Güemes y con mucha tranquilidad se fueron ubicando en sus lugares. El primer estímulo de la noche fueron las velas encendidas en cada una de las mesas. El fuego purifica, acompaña y protege. Casi como un chamán y líder Gauchesco, era el elemento destinado a acompañarnos durante toda la velada y el encargado de guiarnos e introducirnos al viaje astral.

Cerca de las 23hs el “Tour astral” se hizo presente en el plano de nuestra existencia. El telón se abrió y por fin pudimos palpar con todos nuestros sentidos su estética... Gauchito Club tiene una textura impecable. Es una banda que ingresa en nosotres por nuestros oídos y se reafirma con los ojos. Se caracteriza por una puesta en escena distinta. Su ADN  se basa en trasmitir  energía. Sí, de eso se trata.

Si tuviera que definirlos en una sola palabra, diría que son “excéntricos”. Camisas floreadas al estilo tropical, remeras alternativas y musculosas del “palo” del rock. Tapan sus ojos con lentes de sol porque siempre se puede ser un poco más misterioso... Acompañan su estética con bailes y movimientos que fluyen al compás de sus ritmos. De esta forma logran que “la música viaje para bailar” Como nos había anticipado Quimey Chandía (percusionista de la banda) hace algunos días en una entrevista.

Arriba del escenario se los percibió muy sólidos y maduros. El “Tour Astral” abrió con su clásico “Ay chinita” seguido del “Último baile” Con ellos arriba del escenario, se pueden experimental una variedad de ritmos increíbles en tan solo unas horas. Fieles a su estilo, nada de encasillarse en un solo género musical.

Fue así que la velada en el Güemes se fragmentó nada más y nada menos que en momentos. En ocasiones, se mostraron experimentales y progresivos, en donde se dejaron llevar e improvisaron. Combinando sonidos sintéticos con vientos funk´s, una guitarra eléctrica indiscutible y teclados que nos hacían delirar.  Luego, se sumaron sonidos de guitarras españolas que dieron comienzo a “La chica de la playa” y hasta nos hicieron cantar: “Flaca, no me claves, tus puñales por la espalda, tan profundo…” De eso se trata Gauchito, de su variedad musical.

Casi sin dejarnos respirar y uno tras del otro, llegó el turno de “La pibita”, “Only you” y “Movimiento astral” una de sus últimas creaciones. En donde las emociones de cada une de los presentes estaban a flor de piel. Su gente se emocionó, cantó y agitó dentro del marco de los protocolos establecidos. Sin dudas es una comunidad con mucho amor y respeto.

Pero en un momento lo establecido se desdibujó y el público tomó las riendas del show. Comenzaron a cantar su propia versión de un conocido tema...“El invierno no fue fácil ya lo sé, te buscaba hasta que te vi en un cartel” sin dudas un hermoso mimo para la banda, después de estar tanto tiempo alejado de su público.

-Epa...¿Da para hacerla de vuelta?¿Pueden prender las luces del celular? Y así fue que la comunidad gauchesca comenzó a prender las linternas de sus celulares acompañando el show de la banda.  El “Encendedor” sonó por segunda vez en la noche, pero ahora comandada por los músicos. “Casi que somos Coldplay, eh” se escuchó. Sin dudas uno de los momentos más íntimos de la noche.

Indudablemente el “Tour Astral” es una puesta súper experimental que interpela y atraviesa todos nuestros sentidos. El próximo encuentro será con la presentación de su segundo disco  que estiman que salga para mayo o junio de este año.

 

Texto: Facundo Vilas

Fotos: Gabriel Lovera

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »