Juan Gatti de La Chamuyera pasó por Parlatanes luego del ataque que recibió una joven en la puerta del bar.

Uno de los gestores de La Chamuyera, Juancho Gatti, pasó por Parlatanes a contarnos sobre el ataque que recibió una joven en la puerta del bar el miércoles pasado. Hablamos sobre los reiterados ataques en los últimos meses y sobre la ausencia del Estado en la problemática.

El miércoles 26 de octubre, en otro de los reiterados ataques con botellas y otros proyectiles que viene sufriendo La Chamuyera desde marzo, una joven habitúe del bar, salió gravemente herida en la cabeza. Todavía se encuentra en el hospital recuperándose luego de una exitosa operación.

No es la primera vez que esto sucede, sino que es un hecho que La Chamuyera viene denunciando desde marzo, porque casi todas las noches cae alguna botella desde uno de los edificios linderos. Ha habido varios heridos en los últimos meses, pero esta es la primera vez que sucede con tal gravedad.

Las denuncias que se han hecho hasta hoy no tuvieron resultados y hubo que esperar que suceda lo peor para que se tomen cartas en el asunto. Estamos frente a un hecho de total ausencia por parte del Estado ante una problemática que excede al espacio cultural, y que tiene que ver con la seguridad de cualquier ciudadano.

El jueves, Juan Gatti, uno de los gestores de La Chamuyera pasó por Parlatanes a aclararnos un poco más la situación.


- PARLATANES: Juancho, contanos un poco lo que paso anoche en La Chamu. Sabemos que una chica que fue al bar sufrió otro ataque, y que no es un hecho aislado.

- JUANCHO: Bueno. Anoche una chica a salió a fumarse un cigarrillo con dos amigas a la vereda de La Chamuyera y le cayó una botella desde el edificio de al lado. Hasta hace un ratito seguíamos muy preocupados por su salud, estuvo internada muy grave. Se hizo una movida muy grande, principalmente porque esto lo venimos denunciando desde marzo: que hay un tipo que desde el balcón tira cosas a la calle. Fui haciendo algunas denuncias a medida que alguien salía herido, y creo que fueron ocho en total, o más, contando las de las víctimas. Hablando con otros vecinos nos enteramos que no era una cuestión de la noche, un problema con La Chamu, sino que nos contaron que también le habían tirado a ellos cuando el bar estaba cerrado.

- PARLATANES: Esto demuestra que no es como se vino diciendo, que los botellazos fueron en repudio a supuestos ruidos molestos.

- JUANCHO: No creo que ese sea el problema. Si bien el lugar da a la calle, la actividad que generaría el ruido, está totalmente aislada adentro. Y en caso de que se escuchara un ruido, la respuesta no es salir y matar a alguien. De eso hablamos a la tarde, como puede haber una persona tan desequilibrada. Pero de lo que más hablamos es de la ausencia del Estado. Desde marzo venimos esperando una respuesta.

- PARLATANES: ¿Y esto es algo que sucede casi todos los días?

- JUANCHO: Sí, muy seguido. Hasta la administradora del edificio hizo una autodenuncia a su propio edificio para ayudarnos, y nunca nos llamaron por teléfono de parte de la fiscalía ni de ningún lado. De hecho me enteré que hasta han desestimado denuncias.

- PARLATANES: ¿Entonces la respuesta del Estado fue que hasta que no haya un herido de gravedad no se podría hacer nada al respecto?

- JUANCHO: Exactamente, las únicas denuncias que quedaron activas fueron las de algunas personas que resultaron heridas. Y que ni siquiera nos hayan llamado para avisarnos que las denuncias fueron desestimadas, para nosotros fue terrible. Hoy antes de hacer la denuncia me llamaron de una radio para preguntarme qué había pasado, y yo nombré al fiscal que tuvo todas las denuncias de la causa, y cuando fui a hacer la nueva denuncia me recibieron de brazos abiertos. Aparentemente recién ahora que pasó algo grave se van a poner a laburar. Muy tarde. Si alguien se hubiera puesto a laburar cuando hicimos la primera denuncia, esto se habría terminado a las dos semanas. Hubo varios heridos en todo este tiempo, que por suerte ninguno resultó grave, como si pasó con esta chica.

- PARLATANES: ¿También se acercaron a otros lugares a denunciar?

- JUANCHO: Con el colectivo ECUR (Espacios Culturales Unidos de Rosario) tuvimos algunas reuniones con el Ente de Turismo, con Control y Convivencia, y con la Secretaría de Cultura. Y la respuesta fue nula, tanto del poder judicial como de estas secretarías. Fue vergonzoso, no se hicieron cargo de nada. Ahora corren detrás del problema, pero no trabajan sobre la prevención. Nosotros lo que veníamos haciendo es el trabajo de prevención. Las primeras denuncias que hicimos no tenían heridos, fueron baldosas o botellas que cayeron en la vereda. Y no sólo a nosotros, también reventaron parabrisas, pasaron un montón de cosas. Hoy hicimos una timbreada en los edificios linderos, y nos enteramos de muchas cosas que no sabíamos.

- PARLATANES: Claro, el problema excede a La Chamuyera y termina siendo una cuestión de seguridad de cualquier ciudadano. Hay un asesino en potencia.

- JUANCHO: Claramente. Hoy por suerte no se convirtió en uno. Daiana corrió peligro de verdad, y por suerte está mejorándose.

- PARLATANES: Después de lo sucedido anoche, además del ECUR, ¿se acercaron otras personas a dar una mano?

- JUANCHO: Sí, hubo muchísimos autoconvocados, casi la misma cantidad de gente que la del colectivo. La timbreada se organizó desde gente autoconvocada, amigos de la chica. Y me pareció genial como se prendieron los vecinos que se comprometieron a informar a los que no estaban, nos hicieron pasar para pegar carteles en el palier. Por eso nos queda claro que el problema no son los vecinos, sino un psicópata que vive entre nosotros, y nos queda descubrir quién es para tomar alguna medida.

 

Acá te dejamos el link de la entrevista entera: http://radiocut.fm/audiocut/juan-gatti-de-la-chamuyera-en-parlatanes/

 

Parlatanes - Jueves 22 hs

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »