Las Pelotas presentó “5 x 5” en Rosario

Te invitamos a repasar el show del icónico grupo en una crónica blindada a cargo del programa cabezón más rockero de la web

Por el Ojo Blindado*

Las Pelotas estrenó en nuestra ciudad el espectáculo “5 x 5”, un recorrido que dio cuenta del cuarto de siglo transitado por el camino del rock.

El Lugar: Club Brown, ubicado en el barrio de Pichincha, fue el escenario ideal para una nueva presentación de Las Pelotas en Rosario. Cabe destacar el trabajo de los organizadores de la productora local All Press, que permitieron un rápido y fluido acceso a todos los asistentes al show.

Escenografía, luces y gráfica: Una puesta escenográfica con gran despliegue tecnológico permitió que el público pudiera disfrutar de proyecciones de animaciones audiovisuales en una completa pared de pantallas de Led ubicadas en el fondo de un amplio escenario, utilizada en muchos de los temas que tocaron. También hubo una destacada planta de luces que resultaron acordes a los festejos. La gráfica diseñada para este espectáculo se basó en imágenes de distintos animales que integran la fauna y el universo musical de Las Pelotas junto a las emblemáticas figuras de Blancanieves y el Capitán América.

El Público: Convocado a un show temprano y puntual, el público pelotero se congregó en forma masiva y prácticamente colmó las instalaciones de Club Brown. El ritual rockero se anticipó, nadie quería perderse la fiesta de Las Pelotas. “Sin ustedes, estos 25 años no hubiesen sido posibles”, dijo Germán Daffunchio, cantante de Las Pelotas, promediando el show y refiriéndose a los miles de fans que llegaron desde distintos lugares del país. Entre el público podían verse desde los más jóvenes, que ni siquiera ostentaban la misma edad que la banda, hasta legendarios seguidores que los acompañan en sus shows desde “el siglo pasado”. El público respondió siempre a los climas que propuso la banda coreando los temas en los pasajes más introspectivos y reflexivos, y desatando la locura y la furia de pogos frenéticos cuando el pulso rockero se apoderaba de la acción.

La Banda: Integrada por Germán Daffunchio (voz y guitarra), Gabriela Martínez (bajo y coros), Tomás Sussmann (guitarras), Gustavo Jove (batería), Sebastián Schachtel (teclados y acordeón) y Alejandro “Pollo” Gómez (trompeta y percusión), la banda resumió sus cinco lustros tocando temas de toda su carrera. Conformada por músicos de excelente calidad, tanto a nivel de su sonido como de su poesía, Las Pelotas es una de las bandas más sólidas y destacadas de la Argentina. Párrafo aparte para Gaby, la bajista de la formación, que hoy en día es el “alma mater” del grupo y así lo entienden tanto el público –con los que mantiene una onda constante desde su frescura y alegría-, como con sus compañeros de banda, con los que establece una conexión magnética.

El show, la lista de temas: Casi como una casualidad matemática, también fueron 25 los temas elegidos por Las Pelotas para desandar más de dos horas a puro rock, donde las canciones de sus distintas épocas fueron las protagonistas –aunque en realidad tocaron 26-, ofreciendo su música y dándole forma a un show intenso y cargado de emociones.

“Escondido bajo el brazo”, tema incluido en su última producción grabada en estudios (“Cerca de las nubes” 2012), fue el encargado de arrancar los primeros saltos, gritos y aplausos desde un estribillo que explota en la frase “soy un pato” y se asienta sobre una base con tracción electrónica. Después llegó el turno del tema que le da nombre al último disco de la banda, para darle paso luego a  “¿Qué podés dar?”, “Ya no estás” y “Escaleras”, este último convertido en un clásico de la banda desde su publicación en “Máscaras de sal”(1994).

Más adelante llegó la hora de un set más tranquilo desde lo musical pero con un contenido poético arrasador y que contó con “Cómo se curan las heridas”, el impresionante “Boca de pez”, el acústico de “Más que un deseo” y “Personalmente”, un emblema del disco Despierta (2009).

Para reactivar el pogo, un hit fue el que volvió a encender la euforia: “Será”, del disco bisagra de Las Pelotas: Esperando el Milagro (2003).

Después de un par de temas más de “Cerca de la nubes” (“Cuántas cosas” y “Las voces”), otro bloque de los años `90 se hizo presente y el brillo de los bronces del “Pollo” Gómez tomó vuelo con “Tucán”, “Si supieras” y “Hola que tal”.

En el vaivén de las emociones que propone la banda, fue “Para qué”, -tema que le dio nombre a la notable placa de 1999-, el que aportó la dosis equilibrada entre profundidad y nostalgia.

Entre las escasas intervenciones que hizo Germán hacia el público, y ante los cánticos que coreaba la gente, hubo una que hizo referencia directa a su amigo Alejandro “Bocha” Sokol, recordado cantante que falleció en 2009 y que también fuera uno de los fundadores de la banda: “Nos está mirando desde sus corazones y también desde el cielo”.

Sobre el final del show, muchos de los temas más esperados se hicieron presentes y de esa manera la seguidilla que marcaron “Esperando el milagro”, “Sin hilo” y “La Clave” conformaron a todo el auditorio que a esa altura ya estallaba de felicidad y desataba la locura colectiva.

Pero aún había tiempo para más, y los bises colmaron de gratitud a todos los presentes: “Cuándo podrás amar”, con Sebastián Schachtel en primera fila haciendo sonar su acordeón, los inoxidables clásicos como “Movete” y “Bombachitas rosas” -este último con la participación de una chica no vidente invitada para los coros-, del increíble primer disco de la banda, “Corderos en la noche” (1991); y el cierre definitivo con “Capitán América” y  “Shine”, -con la participación del músico local Pancho Chévez en armónica-, fueron el condimento exacto para coronar una noche fantástica que sirvió para brindar por los primeros 25 años de Las Pelotas.

-------------------------------------------

Agradecimientos: A Maia Rizza de la productora All Press por facilitarnos el trabajo de prensa. A Gabriela Martínez, bajista de la banda, por la nota realizada previa al show. Al equipo de Planeta Cabezón: Mariana (producción), SanMa, Fede y Pocho (soporte técnico y comunicaciones), Juanse (diseño), Boya (asistencia integral), Renzo (fotografías) y las bogas Ema y Zale (difusión).

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »