La vida, un acto de dejar ir

Interpretando a 10 personajes en escena, Severo Callaci nos trae un unipersonal donde nos cuenta la historia de un joven común y corriente que deberá despojarse de todo para ser un ángel. Pero, a pesar de esa condición, su personaje no podrá despojarse de su querida valija roja.

Por Agustín Barcos.

  Después de haber dirigido Los camilleros (también en el Cultural de Abajo) con los actores Luciano Temperini y Lautaro Lamas, Severo Callaci y el director Sergio Mercurio presentan los sábados de noviembre, a las 21, El ángel de la Valija. Esta es la historia de Ezequiel Sanguinetti, un joven que oficia el trabajo de trapito en alguna ciudad que tranquilamente podría ser una de la provincia de Santa Fe. Pero un día recibe desde el más allá una propuesta por demás extraña; la de ser un ángel. Para ello, deberá dejar atrás a su familia, amigos y las demás personas de su comunidad, ya que el de ángel es un trabajo mundial. Solamente con su valija, donde guarda más que recuerdos, emprenderá un viaje a esa nueva vida.

   Al igual que en Los camilleros, donde Callaci ofició de director, notamos que los personajes que hacen a la vida de Ezequiel y su ciudad son muy idiosincráticos: seguramente hemos conocido a personas así en nuestra vida. Se nota una interesante búsqueda y experimentación de parte de Severo Callaci y Sergio Mercurio para componer a los personajes: “Yo trato de estar abierto en la creación y que vayan saliendo las cosas que salgan” explicó Severo y agregó: “A mí me queda lo que dice la gente, cómo lo dicen, la forma en que caminan; los lugares y sus historias. Con todo ese material trato de abrir mi cuerpo y alma para lograr un buen fluido de comunicación”. En este sentido, además remarcó la labor de Sergio Mercurio, para acomodar todo ese aluvión artístico y canalizarlo en un espectáculo.

   Según lo que pudimos saber, esta obra nació de un largo proceso de composición entre el actor y el director, durante siete años, teniendo una primera versión en 2011.  Pero decidieron no presentarla en ese entonces y esperar para terminar de pulirlo, hasta principios de este año donde el actor y el director decidieron que era el momento. El hecho de que hayan quedado diez personajes de los dieciséis de su primera versión del 2011 da cuenta de ese trabajo de pulido.

   Es destacable la enorme labor actoral e histriónica de parte de Severo. Son diez los personajes que interpreta en escena, donde se pasa de la emoción a la risa con una habilidad notable. Utilizando, además, pocos objetos en escena, con la valija roja de Ezequiel presente en todos los actos.

   Esa valija roja, que no solamente lleva los objetos más preciados de Ezequiel y que no está dispuesto a soltar bajo ningún punto de vista, es como una guía. El último vestigio de su antigua vida, quien realmente es. La vida, sabemos, es un actor de dejar ir. En algún momento, debemos soltarnos las manos. Un poco nos remonta esa idea a la de Dante en su Divina Comedia, cuando Virgilio (su guía) ya no puede acompañarlo, y a partir de entonces deberá sortear solo el resto del camino. Obra divertida, inteligente, emocionante y con una actuación notable. 

 

FICHA TÉCNICA:

Dirección: Sergio Mercurio.

Duración:  50 min (aprox)

Actuaciones: Severo Callaci.

Día y hora: Los sábados de noviembre a las 21, en el Cultural de Abajo (Entre Ríos 579)

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »

Relacionadas