Tomás Quintín Palma pasó por el ciclo de entrevistas Cabaret Voltaire. Cómo transformar la angustia en risas, sin enloquecer en el proceso.

“Todos ya nos fuimos de aquí. Todos ya nos fuimos de casa. Para tocar rock and roll!

Todo lo que pude sentir. Todo está sellado en mi alma! Para tocar rock and roll!”

(La Rueda Mágica, Fito Paez)

Tomas Quintin Palma​ es rosarino, tiene 31 años y una vida relacionada al arte. Hijo de padres artistas su infancia transcurrió entre juegos lúdicos y fantasías. “De chico todo era maravilloso, las consecuencias negativas las encontré en análisis. Como que me costaba hablar en serio, distinguir la realidad y la ficción.. eso que un primer momento era hermoso luego aparecen los lados negativos de esos juegos lúdicos, que se ven muy lindos pero pueden esconder cosas siniestras.“ En su corta pero polifacética carrera ha sido actor, humorista, DJ, conductor de radio, periodista, columnista, realizador de una serie Web y de hasta un largometraje. 

Hace algunos años tomó la decisión de mudarse a Buenos Aires donde recientemente fue uno de los trabajadores afectados por la reestructuración de FM Blue​ a partir de su venta al Grupo América y Alpha Media​ presidido por Daniel Vila ​y Marcelo FigoIi​. La emisora contaba con un staff encabezado por nombres como Clemente Cancela, Diego Iglesias, Migue Granados, Nicolas Guthman​ entre otros.

Es sabida la tragica situacion en la que se encuentran los trabajadores en nuestro país pero de forma particular aquellos dedicados a los medios de comunicación viven un momento de mucha incertidumbre donde las transformaciones de la industria y el contexto politico-economico afecta a miles de puestos de trabajo.

En Blue, Tomas, formaba parte de Línea Caliente​ un programa que según sus palabras lo ‘transformo’, le subió el listón y que lo indujo a una mejor versión de sí mismo. Sin dudas el fin de este proyecto colectivo fue un golpe duro pero que, con humor, logró transformar en una campaña donde dejando su CBU instaba a que le realizaran transferencias, este ‘sketch’ lo llevó a ser ‘viral’ hace algunas semanas.

Transformar el dolor en alegría, o la angustia en risas es una tarea al alcance de algunos pocos alquimistas lo suficientemente diestros para realizar aquella conversión y lo suficientemente determinados para no enloquecer en el proceso. La historia de Tomás oscila entre el drama y el humor pero siempre se encuentra hilvanada por la pasión y donde la pócima secreta, nos confiesa, es el deseo. 

 

- Tomas Quintin Palma, 31 años, nacido en Rosario. Egresado del colegio La Salle..

Hice el primario en la Escuela Bernardino Rivadavia​. La escuela primaria y secundaria fueron distintas. Una en una privada y otra en una pública. En la escuela pública era más libre, sentía menos prejuicios. Cuando me cambie a la privada me acuerdo de decirle a mi viejo que me deje a dos cuadras del colegio para que mis compañeros no vean el viejo Renault 12 con GNC porque pensaba que eso daba a ‘pobre’.

Después el último año del secundario mande a Rock and Pop un demo para hacer un casting con Coki​ (Debernardis​) y Fede​ (Fritschi​) .. 

- La noche de Barbara y Dickens ...

Claro y ahí fue que volví a reencontrarme con esa relacion con mi padre que había perdido por el colegio privado que me estaba frivolizando.. Soy frívolo. Todos los somos, pero mi transcurso allí tuvo ese efecto, acentuo lo material por sobre lo humano. Gracias a entrar a la radio conocí a gente como Eloy​ (Quintana​) que me hizo reconciliarme con mi infancia y me rescato de ser mas boludo del boludo que soy. 

- A mi me contaron que vos no escuchabas el programa y un compañero de La Salle te dijo que vayas al casting..

Si, Nacho Bosch​. Ellos buscaban periodistas deportivos e iban todos periodistas deportivos. Y yo que no soy periodista deportivo cai ahi, con todos papeles escritos, tartamudeaba, no se me entendía, no sabía nada de futbol y Coki dice: "—​Queda el !"

Así que si, fue gracias a Ignacio Bosch que me presente porque el sabia que me gustaba hacer radio. Estábamos en la escuela y yo quería hacer radio entonces abrí páginas amarillas, busque un lugar donde hacer radio (Radio Z), junte a un par de pibes y pusimos 5 pesos cada uno. Uno que tenía voz grave pense que podia hacer de locutor. Otro era de Ñuls y le dije, este que hable de Ñuls. Otro de Central y asi. Arme un equipito y pagamos un espacio porque siempre fui emprendedor, de ir a buscar hacer las cosas y no que vengan a mi.

Es algo que hago desde chico porque yo en realidad hago lo mismo que hacia cuando tenia 3 años. Lo cual es patético porque podría haber evolucionado. 

- ¿ Cuánto tiempo estuviste en la radio ?

En Rock and Pop​ estuve 3 años. Estábamos entre ¿​Cuál​ es?​ y Day Tripper​. Ahí mame mucho Rock de la mano de Coki, cosas como los Traveling Wilburys​. Él me llevó por primera vez a ver a Charly Garcia​ que nunca lo había visto en vivo. Me encontré con una parte que tiene que ver con la desobediencia y la cultura del Rock. Mi viejo era un payaso. Ahora es un payaso mas burócrata que de oficio. El tenía un grupo de teatro y yo tenía esa desobediencia.. Mis viejos se disfrazaban, hacian quilombo. A mi me daba orgullo, de chico todo era maravilloso, las consecuencias negativas las encontré en análisis. Como que me costaba hablar en serio, distinguir la realidad y la ficción.. Eso que en un primer momento era hermoso.. luego aparecen los lados negativos de esos juegos lúdicos, que se ven muy lindos pero pueden esconder cosas siniestras. 

- Luego de un tiempo, como primer proyecto audiovisual aparece Hasta Hacernos Pelota ..

El primer proyecto audiovisual en realidad somos mi hermano y yo filmandonos de chicos haciendo películas. Veíamos Los Cazafantasmas​ o Terminator​ y después hacíamos nuestra propia versión casera. Como en la película de Jack Black​ (Be Kind Rewind​, 2008). Hacíamos eso pero en casa y de grande hicimos lo mismo.

Después si, hice un proyecto, arme un blog, subi videos, hicimos una serie, filme una película de manera artesanal. Pero tengo 31 años y hago lo mismo que cuando tenía 3, lo que ocurrió es que empecé a crecer y tenía que tener plata. Entonces —¿​ Como puedo tener plata ?—​ la única manera era haciendo las mismas boludeces que sabía hacer. 

- Más allá de eso y pienso que en este contexto generacional es fundamental.. Hay una virtud en tu historia personal que fue la constancia. ¿Ustedes estaban convencidos de lo que hacían? ¿Se fueron convenciendo? ¿Como ocurrió?

Lo que se sostiene en mi caso es el deseo, no se si el proyecto. Ahora me rajaron de la radio, y yo voy a seguir haciendo radio. —​¿Donde ?— ​que se yo.

No se si sostengo los proyectos, sostengo el deseo que es hacer lo que tengo ganas de hacer.

- Esta bien pero Hasta Hacernos Pelota pudo haber sido un deseo pero ese deseo se materializó en un proyecto audiovisual, con guión, técnica, presupuesto y recursos...

Si, es cierto. Se sostuvo demasiado. Cuatro años, tendría que haber durado menos y debieran haber sido más sintéticos los sketch y demás. Es que aprendimos haciendo. Yo me encontraba con mucha gente que a lo mejor no hacía sus cosas porque no recibía un subsidio. Y decían cosas como: — ​“Los subsidios siempre los reciben los mismos, se lo dan a Postiglione y quién se yo quien mas”—.​ Se enojaban y no hacían lo suyo. Yo pensaba—​ ” ¿Por qué no lo hace? ¿Por que no hacen una idea más barata?”—​. No hagas explotar Rosario, busca la metáfora, otro recurso.

Hice las cosas sin saber hacerlas y eso lo aprendí de mi papa, de Coki, de Pablo Ramos​.. de gente más grande que yo, que eran artistas que admiraba y que veía cómo trabajan y los copiaba. Entonces me encantó la estética punk, me encanto Eloy y un montón de gente que me ayudó.

Uno no copia en realidad… Uno siente cosas y cuando encontras gente que siente como uno, creas tu propia lenguaje que está completamente influenciado por los otros. Si bien somos el discursos de los otros uno le da su propio sello, su propio lenguaje. En mi caso hice chistes sobre el fútbol, hice una película sobre qué queríamos ser famosos, ahora hago radio relacionada a cosas que me pasan. El otro dia me quede sin trabajo y publique mi CBU y me hicieron 200 transferencias. Y yo lo hice porque era lo que me estaba pasando, no se si lo calculé.

- Lo real termina siendo el chiste. El chiste termina siendo la verdad.

 Exacto. Nos reíamos de la sinceridad. Hay una frase de Isidoro Blaisten​ que dice que “la risa es la última estación antes de la desesperación”. No se si me quiero reir, me es inevitable, lo tengo que hacer porque sino me vuelvo loco, lo tengo que hacer porque sino me largo a llorar entonces hago el chiste para respirar. No se si quiero hacer ese chiste, yo hice ese chiste porque estaba triste porque me había quedado sin trabajo. Eso es trágico no se si es cómico.

- En ese sentido la película (Hasta Hacernos Fama) si bien podríamos catalogarla como una comedia por momentos es trágica. Despiadada con ustedes mismos.

Lo que ocurre en la película es que si bien exageramos, somos nosotros. No hay mentira, la película es la verdad. Nosotros nos dimos cuenta que el hecho artístico estaba en mostrar el lado vulnerable de uno. Eso que no queres decir.

La verdad era que nosotros éramos unos patéticos que buscábamos a los famosos para a través de ellos destacarnos sin hacer un trabajo propio que es a largo plazo, que requiere disciplina y como somos unos vagos decíamos que capaz la íbamos a pegar con un famoso.. para no trabajar. Eso es patético y nosotros hacíamos eso, y filmamos eso.

Esa valentía es la que admiro y la que intento hacer. Yo te cuento lo que me duele, lo que no me gusta que me haya pasado. Y eso es lo que genera empatía. Cuando perdí el trabajo y publique el CBU, dije una verdad, algo que me dolió. Yo realmente quería que me transfirieran plata porque había perdido un laburo y lo bien que me vino jajaj.

- ¿ Que ves en la actualidad ? ¿Que es lo que te hace reir ?

Me gustan los escritores, los relatos sinceros. Admiro a Capussotto​, a Saborido​, Ricky Gervais​. Me gusta gente que no sabe que está haciendo humor. Me rio con los panelistas que son bizarros. Gente en el subte, en los taxis, en los bondis que opinan de la realidad de manera absurda sin ningún tipo de noción. A mi me hacen reir las personas que no quieren hacer reir, mas que el que está parado haciendo stand up. 

- En algún momento tomaste una decisión que atraviesa la cabeza de muchos de los pibes que quieren dedicarle su vida al arte en la ciudad, que es la de irse a Buenos Aires. En tu caso ¿Cómo fue la decisión de irte?.

Al contrario de lo que se cree, no fue simplemente eso de que —​“No hay industria en Rosario”—​ Porque te aseguro que hay gente en Buenos Aires diciendo lo mismo y después van a Los Ángeles y van a decir que en Saturno hay mejor industria.

Para mi hay una insatisfacción con el lugar que uno nace en muchas personas y yo soy una de ellas. No se si es Rosario, es mi historia en Rosario que tiene que ver con mi papá y mi familia. Ya había pasado por 5 radios, hechos cosas, salido en los diarios.. ¿Que iba a repetir lo mismo ?. Quería trabajar con otra gente, estar en otro lugar y fui en busca de eso, de tener una nueva vida. De hacer lo mismo pero con otra gente y otras paredes. 

- ¿Hace cuanto estas en Buenos Aires?, ¿ Que te encontraste cuando llegaste ? ¿Puertas cerradas o abiertas?

Yo estoy fijo hace 2 años y medio allá. Pero hace 5 que voy y vengo. Me encontré puertas cerradas y abiertas. Me costo mucho el cambio, tenia melancolía. No estaban mis amigos. Y ahora que me estoy asentando y estoy bien.. que paso el tiempo y tengo recuerdo en Buenos Aires, me echan de la radio y me deprimo. Recién mordi un cuarto de Rivotril.

- ¿Qué diferencias existen entre Buenos Aires y Rosario?

En Buenos Aires hay mas lugares, mas posibilidades pero en Baires tambien cierran lugares. Es una capital del mundo por eso son más abiertos. Hay más diversidad.

Ñuls y Central acaparan todo aca y pareciera que no dejan que aparezca ni una flor. Uno en realidad siempre se quiere ir de donde esta, capaz en New York hay gente matándose entre si. Son experiencias personales. Tiene que ver con la casa propia. Uno siempre se quiere ir de la casa y Rosario es la casa. Y en Baires como las distancias son grandes un tipo que se está yendo de Avellaneda a Capital se está yendo de la casa porque está a más de 3 horas y capaz no vuelve más. En Rosario nos queremos ir de nuestras casas pero todo está cerca.

- ¿Como viviste la experiencia en radio Blue con gente como Martin Garabal, Migue Granados, etc ? ¿Cómo llegaste a ellos?

A los chicos los busque antes para filmar cosas. Con Migue tengo mucha gente en común, su mejor amigo es amigo mio. Con la radio afianzamos más el vínculo porque terminaban ellos e ibamos nosotros.

A mi me duele que se haya terminado el proyecto porque nos llevábamos bien entre todos, donde todos los programas teníamos una comunidad y era un proyecto en donde nosotros sentíamos que la gente cada vez nos querian mas, nos escuchaban más... La radio es un trabajo más a largo plazo, no es como la tele. Si nos daban 4 o 5 años con publicidad la íbamos a romper y por eso tenemos el dolor que se haya terminado como un ciclo donde había mucha gente junta dispuesta a tirar para un mismo lado. Cada uno se irá re-acomodando en el ‘sálvese quien pueda’ del capitalismo. Los chicos también estaban muy mal y terminaron llorando. 

- ¿ Cómo le comunicaron la decisión desde la compañía ?

Vivíamos en la incertidumbre pero pensabamos que ibamos a estar hasta fin de año. Llegaron nuevos dueños y no querían algo joven y descontracturado, querían algo más periodísticos, más editorializado. También es año de elecciones y hay otras roscas.

A mi no me sorprende. De chico mis idolos eran los artistas callejeros, mi padre me llevaba a verlos a Villa Gessell. Willy Raqueta, Danny Cogorno​, que eran payasos de la calle.. Después mi viejo hizo el festival de payasos, Payasadas​.

Yo cuando los veía actuar a ellos eran muy libres, se reían, boludeaban y a mi eso me fascinaba.. Pero siempre estaban en movimiento porque llegaba el ‘orden’. Y me da la sensación que lo que a mi me gusta y lo que yo hago tiene que ver con la libertad, y la libertad siempre está amenazada. Es raro que estes 10 años en un lugar diciendo lo que vos queres porque, lo que ocurre, es que llega el ‘orden’ y te corren.

Haber estado 2 años en Blue fue grosso porque dentro era un programa libre y desobediente y eso está siempre en movimiento porque después llegan a decirte que ya no lo podes hacer mas.

 

Entrevista: Tomás Trapé

Fotografía: Bertina Ruffini

Asistencia y colaboración: Matías Russo

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »