Los Parlatanes nos encontramos con integrantes del Movimiento Unión Groove para conversar del colectivo, y del festival que se viene.

El domingo por la tardecita, en la famosa hora del corchazo, nos acercamos al barrio del Abasto rosarino, esquivándole a esta característica de los domingos por la tardecita. Lautaro Canals (baterista de Kunyaza y ChokenBici) nos abrió la puerta de su casa para que conversáramos un buen rato sobre el Movimiento Unión Groove, y sobre el festival que están planeando para este 26 y 27 de abril.

Subimos las escaleras, entramos en el living de la casa, y nos encontramos con varias personas queridas para nosotros los Parlatanes: Camilo Corradín (baterista de Caliope y Cortito y Funky), Mauro Giolitti (tecladista de Groovin’ Bohemia, Latelonius y Chokenbici), Martín Valci (bajista de Kunyaza) y Sofía Maiorana (cantante de Kunyaza). Artistas de la escena local e integrantes del MUG.

Giraban los mates de la resurrección que preparó el Lauti cuando empezamos a charlar sobre el FestiMUG, porque ni elles ni nosotres nos bancamos la manija sinceramente. Cositas de la organización, detalles, de todo. Pero tratamos de remontarnos al comienzo de todo, a como se forma el Movimiento, a qué fue lo que les llevó a unirse y formar un colectivo.


 

PARLATANES: Básicamente son un colectivo de bandas que se fue encontrando por distintos motivos, distantas cosas en común. ¿Qué es eso que los unió?

MAURO: Nos empezamos a encontrar un poco más, y en un par de juntadas nos dimos cuenta que teníamos problemas parecidos, que estábamos todos en la misma.

MARTÍN: El primer detonante creo que fue el ponernos de acuerdo con los caché que cobrábamos. Porque nos dimos cuenta que llamaban a todas las mismas bandas y elegían a la que pasaba el menor número.

LAUTI: Ahí decidimos empezar a comunicarnos, porque pasan estas cosas. Ponernos de acuerdo en las condiciones.

SOFI: En un momento previo hubo que caer en la cuenta de que hay una gran cantidad de bandas que justamente se unen por el groove, o que tienen este estilo. En principio, para una plaza que no es tan grande como Rosario, darnos cuenta de que hay tanta música en el under y que gran parte estaba correspondida a este estilo musical, que hace unos años atrás no tenía tanta repercusión, también fue flashero. Se está avanzando en el estilo, en castellano, en Rosario. Eso no es poca cosa. Digamos, grupos musicales en Rosario hay un montón y siempre hubo. De alguna forma el Movimiento Unión Groove refleja que es el crecimiento de ese estilo, o de esa búsqueda artística. Porque hay otros colectivos de bandas en Rosario, colectivos de músicos, que engloban varios estilos musicales; y en realidad el MUG fue también caer en una identidad artística.

MAURO: Para mí lo que generó la unión definitiva fueron dos cosas por sobre todo: Casa Huayra y la Jam del Club 1518. En la Jam empezamos a tocar todos juntos, y yo no la podía creer. De ahí salieron un montón de bandas, Chokenbici y Tim Magia por ejemplo.

LAUTI: Claro, generó un círculo de laburo también. Se crearon proyectos que, sabías que ibas a tocar un par de fechas y ya, pero mezclándote con gente que no solés tocar.

SOFI: Esto abre un poco también a la relación con las generaciones que empiezan a aparecer, que por ahí no son tan lejanas, pero que están ahí y brotan al toque. Antes no estaba esa sensación.

MARTÍN: Lo que pasó también en la Jam del Club, es que la banda que abre es una banda que no existe. Entonces obligatoriamente te tenés que juntar una o dos veces a ensayar con gente que no conocés, y pegás la mejor. Es muy distinto a subirte un rato y después te vas. Entonces te conocés un poquito más.

MAURO: Al estar todos ligados al funk, te encontrás con el violero con el que siempre tuviste ganas de tocar. Y se dan las cosas a nivel musical, porque te entendés con el otro.

 

PARLATANES: Bien, fueron dos espacios de encuentro principalmente. Uno es la Jam del 1518, ¿y el otro sería Casa Huayra?

CAMILO: Totalmente. Creo que nosotros estamos dentro del MUG por haber empezado a ensayar en Casa Huayra. Antes no tocábamos con esas bandas. Los íbamos a ver, pero no tocábamos juntos. Entramos a Casa Huayra buscando un lugar para alquilar, y terminó pasando todo esto.

MAURO: Para todas las bandas es un problema encontrar un lugar para ensayar. Ahora no sólo todas las bandas tenemos un lugar para ensayar, sino que tenemos un lugar de encuentro.

LAUTI: Casa Huayra es más que una sala de ensayo. Es un lugar de encuentro. Ya lo era antes, y ahora cada vez más. Hoy casi todas las bandas del MUG ensayamos ahí.

MARTÍN: De hecho, las reuniones del MUG también son en Casa Huayra. Creo que en este último tiempo hubo varias cosas que hicieron como físico al MUG. Primero lo de la sala. Después planteamos comprar cosas en común. Y después la fecha. Hasta el momento eran ideas, ideas y nada más. Y apareció Casa Huayra, un lugar físico donde sea una especie de sede del MUG. Pintó hacer merchandising. Tenemos herramientas que son propias del MUG. No son mías, ni de ella ni de él. Son del MUG. Ahora tenemos un festival, que también es del MUG, no lo organiza una banda en particular. Empezó a hacerse más físico, más real.

 

PARLATANES: Se viene el FestiMUG. ¿Cuáles son sus expectativas? ¿Qué es lo mejor que para ustedes puede llegar a suceder en estos dos días de música? Además de lo que está sucediendo ahora que ya es grosísimo.

MARTÍN: Por un lado, musicalmente, lograr un evento autogestivo que esté bueno, que la calidad global esté a la altura de cualquier evento de una productora grande. Eso una banda sola no lo puede hacer. Y lo estamos pudiendo lograr. Eso sería lo primero. Después, el MUG empieza a tener visibilidad como movimiento, y eso va a ir dando resultados.

LAUTI: Está bueno que va a haber otras expresiones también, no sólo música. Va a haber poesía, danza, DJs. La idea es que sea un evento copado, agradable, con varias cositas.

MAURO: Mi expectativa es que seamos un colectivo cada vez más real. Esto como primera medida, para mí, ya está concretado, porque encontramos entre nosotros un montón de laburo, y eso ya está concretado, ya está sucediendo. Después no sé qué va a pasar el fin de semana, sé que va a estar buenísimo. Mi expectativa de acá en adelante es darnos cuenta del laburo que hicimos para generar un colectivo, y que se sume gente.

MARTÍN: Es un objetivo y a la vez es un punto de partida. Es un primer festival y a partir de eso empezamos a hacer también más cosas, a una escala un poquito más grande. Eso también nos consolida como grupo para empezar a producir de otra manera.

SOFI: Esto de "la unión hace la fuerza" también es que, a nivel colectivo, teniéndo en cuenta la coyuntura social que tenemos, uno logra tener más herramientas para proyectarse a artísticamente, si justamente hace este tipo de uniones. Sino es muy difícil que dispersos logremos eso que se puede lograr entre todos.

 

PARLATANES: Me parece interesante esto que dicen de que no es simplemente un festival de bandas, sino que va a haber también distintas manifestaciones. Digamos que cuentan con la compañía de otro tipo de artistas, así como también de otros colectivos.

LAUTI: De una, Va a haber una feria, va a haber algunos sellos discográficos, otros colectivos musicales. Las pibas de la cooperativa de sonido Dinamo, que también surgió en Casa Huayra, gente a la que también le gusta la construcción colectiva, van a estar laburado ahí en stage.

 

PARLATANES: Desarticulemos un poco la sigla. Movimiento Unión Groove. Yo encuentro en la palabra "groove" que engloba algo mucho más grande que lo duro de un género. Encuentro una similitud artística en todas las bandas del Movimiento, pero no que necesariamente practiquen el mismo género.

SOFI: Yo creo que el groove es una sensación. Es una sensación que te genera la música.

CAMILO: El groove está en todos los géneros.

MAURO: Es el término que usamos en todos los ensayos. Cuando la cosa no sale, ¿qué pasa? Y, no groovea. Por mas que estés haciendo una balada que te hace enloquecer. El término es ese, sino groovea, no camina.

MARTÍN: Por ahí se usa más en estos géneros por el origen de la expresión. Viene de los campos de algodón del sur de Estados Unidos, donde trabajaban los negros, haciendo el surco. Iban cantando rítmicamente para llevar un avance. Es como ir todos juntos en el mismo groove. Si tiene una traducción, es surco. Viene de las plantaciones donde hacían el surco con ritmo. El groove no es algo de una sola persona, es algo colectivo. Por eso se usa en el ritmo cuando van todos juntos. No es una persona la que tiene groove, es algo colectivo.

 

PARLATANES: Hay muchas cosas de las que se ocupan otras personas al organizar una fecha, y en este caso eso queda librado a su responsabilidad.

MARTÍN: Estamos organizando la producción, la técnica, todo. Obviamente contamos con otras personas, pero todo lo coordinamos los integrantes del MUG.

LAUTI: Totalmente, la persona que hace recita poesía te pregunta cuánto va a medir la tarima en la que va a estar, cuántos micrófonos va a tener, cuántas luces va a tener. Si no organizás eso, llegás y no está tan bueno. Hay mucho que organizar, y esta semana tenemos que trabajar bastante.

MAURO: Ahí fue muy importante separar en departamentos, en comisiones.

LAUTI: Claro, está la comisión de contaduría, la de diseño, la de técnica, gestión. Son muchas comisiones. Si no, no te organizás. Siendo tantas personas, es imposible.

MAURO: Obviamente están las cuestiones, porque es mucha movida para nosotros que también vamos a estar arriba del escenario. Pero lo que a mí más me copa es esa cosa horizontal que se sigue manteniendo, que está buenísimo. Nadie le dice a nadie lo que tiene que hacer. Y nadie le dice a nadie lo que no tiene que hacer.

MARTÍN: Es como en todas las cooperativas calculo. Todo es de todos, y todos son jefes. Todos tienen la misma aptitud. Y si la colgás, te va mal, les va mal a todos.

MAURO: Uno mismo tiene esa lucha a veces. Nos han críado de una forma muy individualista. Después es re difícil salirse de eso.

SOFI: Se aprende mucho trabajando colectivamente. Hay que hacerse cargo. Nosotros tenemos distintas personalidades, distintas características, y hay veces que a uno le toca transitar en un grupo determinado rol y hacerse cargo es justamente es ir al frente en eso. Hay momentos de algunos hacen más y otros menos, pero también está ese balance. Sin entrar en conflicto.


 

El FestiMUG se realizará el viernes 26 y sábado 27 de de abril en el Galpón de la Música, en Estévez Boero 980. El día 1 comienza a las 20 hs y finaliza a las 02 hs. Continúa con un side show en Berlín. El día 2 comienza un poco más temprano, pasadas las 18 hs para finalizar a las 01 hs. Además de las bandas habrá algunas sorpresas en materia de música, danza, poesía y DJs amenizando.

Las anticipadas se pueden conseguir en SF Grow (Laprida 927) con un precio de $300 el abono y de $200 por día. Tenés tiempo hasta el jueves. También se pueden comprar entradas en puerta, a otro precio.

 

Día 1 – Viernes 26 de abril

LILU3

BUDAJIPIS

KUNYAZA

LATELONIUS

GROOVIN BOHEMIA

Sideshow 2:30 hs en Berlín Pub: EX EMPLEADES DE LA NASA

 

Día 2 – Sábado 27 de abril

RIO CHINO

CORTITO Y FUNKY

CALIOPE FAMILY

CHOKENBICI

ALTO GUISO


 

Entrevista: Gonzalo Luján y Juan Cruz Plano

Fotos: Mariano Ferrari

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »