Perro Suizo lo hizo de nuevo

La banda rosarina que organiza un viaje por los paisajes del rock, el swing y el blues desembarco en D7 y dejo sonrisas en los rostros presentes.



Este grupo de amigos que se dieron vida mutuamente en las esquinas de barrio Parque, supieron entenderse bajo el idioma del rock, el swing, y el R&B y hace más de una década se viene haciendo escuchar por barrios, clubes y ciudades.
Motivadores de sus propios shows saben del esfuerzo que implica la difusión de las bandas independientes, por eso cargan con su mensaje y  sus melodias para dar batalla en la lucha cotidiana.
Con cambios y nuevas experiencias en sus espaldas Perro Suizo ha sabido mantener un espíritu, ardua tarea que hoy en día se ve castigada por distracciones del mercado y personalismos, en lo que a trabajar en grupo respecta.
Perro Suizo pregona buena energía pero no se queda en el molde, se mueve para contagiar.
Es por eso que han sido pioneros en las aperturas de asociaciones y clubes para hacer llegar la cultura a otras zonas de la ciudad. Y que desde hace tiempo se presentan por distintas partes del país.

Mati Belmonte, saxofonista de la banda charlo con el Ser en llamas (viernes 14 a 16hs) y decía:
- "Siempre hay un motivo para convocar, a la reunión, a compartir ideas y sentimientos, a decir lo que no nos gusta, a expresar las cosas que están mal y hacer incampie en las cosas que están bien.
No creer simplemente que la música es un negocio, preferimos el compartir con artistas que compartan el sentimiento. Porque nuestra gente busca eso, no busca lo ficticio sino lo real"
.



Exploto el sentimiento en D7

“Hay mucha distracción y no hay que dejarse llevar” decía el Mati, "por eso se arman estas fechas, para juntarse y escucharse".
Asi fue que en el Distrito Siete se preparó un vuelo cargado con proteína artística para todos, para que ninguno de los presentes se quede sin probar.
Con arte en vivo a cargo del colectivo Siete Notas Siete Colores, con la fuerza para sacarnos de nuestro lugar de los oriundos del gran Buenos Aires No tan distintos, con el ritmo para movernos a cargo de Sista y Delfino Flow y con la magia para llevarnos a una realidad paralela donde solo se respira felicidad causada por ochos perros adiestrados.
Comprometidos con la comunión de sentimientos tanto en el escenario como con el público. Se los vio muy cómodos y se pudo apreciar la madurez de la banda.

Otra noche memorable para Perro Suizo

Como cuando brillan los flashees después del golpe que le da la victoria por knot out al boxeador,
como cuando se admira con  buenos ojos al delantero que hizo tres goles para su equipo.
Memorable todos dirán
Una noche donde sonreiría la gente que después de la jornada tuvo un gran dia
donde se abrazarían los que entendieron que en amar hay poesía y que no se gana si no se convida.
Donde desaparecería el peso de tu mochila y le quitarías al instinto sus cadenas
y te llevaría la música con su embriaguez
¿y quien te lo diría?
Que una noche memorable vivirías.

Por eso se brindó y se festejó con este octeto que solo parece cosechar victorias,
que tiene una base sólida y que cada uno sus miembros aporta con su credo a darle vida al proyecto.
El grupo esta conforme. Pero da para más.
Es la mística de sus seguidores la que lo comprueba
es el calor que se respira en comunión para sentirse cómodo lo que lo manifiesta
es cada pieza musical de un show sólido que lo demuestra
son los pedidos de compatriotas que desean volver a verlos.
Perro Suizo seguira haciendo de las suyas. 



Fotos: gentileza CHELSEA PHOTO

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »