“Spenser: Confidential” , la nueva película de Netflix protagonizada por Wahlberg, llega al streaming con una promesa de acción y comedia. Apronte sus pochoclos, porque esta es una de esas.

Por Agustín Barcos.

Lo del título es una broma, pero es algo que sucede muy a menudo. Aunque no son muy parecidos, la gente suele confundir a Damon con Wahlberg. Y eso no sólo sucede por estos lugares del mundo; el mismo Damon dijo que están tan cansados de que los confundan que hasta llegaron a un acuerdo: el de si una persona los confunde, seguirle la corriente... 

   En esta nueva película de Wark Wahlberg,  él es un exconvicto y expolicía que, por tomar los casos como personales y preocuparse demasiado, termina preso por golpear fuertemente a su jefe de policía, de quien sospecha que es un corrupto. Después de cinco años en prisión, nuevamente la corrupción en Boston lo harán tomar las armas e investigar, ahora como un civil. Esta vez lo hará junto a Hawk, un aficionado a la lucha libre de casi dos metros y un longevo amigo, interpretado por Alan Arkin.  

   Claramente es una película pochoclera, de esas totalmente olvidables, porque la principal atracción no es el guion, las actuaciones o la fotografía, sino ver a Wahlberg hacer sketchs absurdos peleándose contra sicarios, perros, y ex novias. Con clichés y desenlaces super predecibles, con los buenos de un lado y los malos de otro, muy claro. Son entretenidas algunas de esas escenas, pero hasta ahí. Al igual que en Serpico, aquella película protagonizada por Al Pacino, la película lleva de título el apellido de un del protagonista, que es un policía honesto. Aquella película perduró décadas, no creo que sea el caso de esta. Nota: 2½/5 (Regular).  

 

Ficha Técnica: 

Título: Spenser: Confidential. 

Duración110  min. 

Elenco: Mark Wahlberg, Alan Arkin, Winston Duke, Iliza Shlesinger. 

Dirección: Peter Berg. 

Nota: 2½/5 (Regular). 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »