5 de marzo de 2017
Pez y Massacre abrieron la temporada de rock en Vorterix
Lo del viernes en el Teatro Vorterix fue una noche de rock en diferentes subgéneros, llevada a cabo por bandas locales y de nivel nacional. Amoor, Isidoro León y ññññ fueron los representantes santafesinos. Bandera de Niebla, Massacre y Pez, los visitantes.

La noche comenzó con las presentaciones del dúo rock casi heavy Amoor, y luego de los muchachos de Isidoro León, un power trío de la ciudad. Después fue el turno de los ÑÑÑÑ (más conocidos como los eñe eñe), un dúo oriundo de la ciudad de Santa Fe que por lo menos te deja con mil preguntas. Un proyecto muy interesante que supo encontrar el punto justo en el que los sonidos electrónicos de los sintetizadores y bases, mezclados con una clásica batería con mucho power y guitarra eléctrica entran en una armonía exacta. Da qué hablar. Al término de estos tres proyectos locales, llegó la hora de los visitantes. Y así se subió al escenario Bandera de Niebla, por primera vez en Rosario. La banda porteña con una tradición hardcore tal vez esté acercándose ahora a un sonido más heavy. Para destacar la inevitable comparación con Hermética, y la rubia y sedosa cabellera del cantante (digna de otras épocas), que estuvo agitándose como las cabezas de delante de todo. Y luego llegó Pez, la banda porteña que ya carga con más de 20 años de rock autogestionado, con disquera propia (Azzione Artigianale) y con el kiosquito de discos y remeras que llevan a todos lados. Continuando con la presentación de Rock Nacional, un disco bien contestatario con la realidad política actual, el arte de tapa que muestra la represión se hizo presente en las pantallas. Con una entrada feroz de seis temas al hilo, aprovecharon al máximo cada segundo arriba del escenario, haciendo un repaso por sus discos más pesados (como Fragilinvencible, Quemado y Volviendo a las Cavernas), aunque no faltó la chance de mostrar temas de sus últimos discos. Por supuesto no se quedaron con las ganas de pronunciarse políticamente: “Este tema lo escribimos hace ya varios años hablando de estos garcas que están manejando todo ahora” haciendo el espacio para que suene Os Garcas. Muy bien le sienta a Pez esta formación con Juan Ravioli como tecladista y segunda guitarra, lo que da el lugar para más de esos increíbles solos de Ariel Minimal. Sin dar respiro a sus seguidores se bajaron del escenario, en lo que fue un recital un poco más corto de lo normal, teniendo en cuenta que no era la última banda de la noche. Autogestión y rock del posta, eso es Pez. El último plato de la noche fue Massacre, la banda liderada por Walas, pionera en Argentina de lo que algunos llaman skate rock, aunque tal vez sea una etiqueta demasiado específica. De aquella primera formación que grabó el primer disco solo subsisten Walas y Pablo Mondello. Pasaron temas de sus comienzos, así como de su último trabajo discográfico Biblia Ovni. Y por supuesto que no faltaron los temas de su obra cumbre El Mamut. Por supuesto que no faltaron los picantes comentarios de Walas entre tema y tema y el recuerdo del original nombre de la banda, Massacre Palestina. Ecléctica noche la del viernes en el Teatro Vorterix, con proyectos bastante diferentes, pero con el rock como común denominador. Texto: Gonzalo Lújan. Fotos: Renzo Leonard



Comentarios: