Viernes 7 de junio de 2019 Militantes del Climax junto a CaliopeFamily produjeron sensaciones en La Sala de las Artes.

De esas fechas que sentís interiormente que algo fresco va a pasar, que tenes que estar presente para vivenciar la energía que se expande y libera en el lugar, experimentarla, conocerla, saborearla, compartirla.

Los bizcochitos de grasa estaban listos y guardados desde la mañana, la cadena de chat encendida desde el turno AM, tirando la primer piedrita del viernes, la primera mecha, para que la manija colectiva comience a ganar territorio y les cuerpes se preparen para adentrarse en una noche de barrileteada existencial.

Rapeando sin un mango intento que ya no lo noten

Ya no se nota. De a poco CaliopeFamily nos fue acostumbrando a verlos desplegados en escenarios más amplios, con amplificadores más poderosos, con luces de más colores y lejos de quedarle grande, puso más corpóreo su sonido, con las partes integradas en una masa concisa, pero flexible. Incisiva y compulsiva con la retórica de Brapis, por momentos como un volcán en erupción desparramando palabras por el tablado, exponiendo situaciones de la urbe, como foto canciones en las imágenes que genera cada une en su cabeza al escuchar la composición.

Camiloco en batería, Pancho Val en guitarra, Cofrán Olima en bajo (y cositas mágicas), y Agustín Pérez en teclado, unidos por la música y tras una publicación de facebook unos pocos años atrás en la que Brapis (voz) convocaba a musiques a formar una banda de hip hop, que termino siendo esté pedazo de grupo que es CaliopeFamily.

“Me voy a morir con el mic en la mano”

Desde entonces muchos días han pasado. Muchos shows en diferentes lugares, muchas caras, composiciones de canciones, gestiones, comidas, horas, varias noches, efímeros acordes. Como para recodar los últimos movimientos: las 1200 personas que asistieron a la fecha gestada por la banda en compañía de Latelonius, Ca7riel & Paco Amoroso el sábado 11 de mayo (en la Sala de las Artes), la publicación en las plataformas digitales del single “Palabras”, la fecha internacional del 25 de mayo compartiendo escenario con tremendos músicos como lo son Big Menu (España), quienes también tocan junto a la exótica Nathy Pelusso (entre muches otres). Lo último es el hermoso video clip de “Palabras”.


El público clamaba tanto la primera banda como la segunda, que bello que esto pase.

El show de Caliope puso a toda la Sala de Las Artes a moverse desde el primer acorde. Las canciones fueron sucediendo unas tras otras, con poco tiempo de descanso entre ellas, la pista tomo temperatura rápidamente. Hay algo en la esencia de sus temas que enciende a la people. No demoro mucho en llegar el momento en que todes con las manos en el aire. Algunos tracks del repertorio, ya reproducidos varias veces en su primer material “Rhythms and Rhymes” (2018), y otros que van asomando de a poco, apareciendo mezclados, ganando el agite de la audiencia. La aparición de Psycho, rapper de la cantina local, compartiendo y soplando al mic, aire de sus pulmones, para que la llama crezca y se esparza por todo el lugar.

El movimiento hip hop crece como una enamorada del muro, ganando plazas, esquinas y callejones, se inyecta en las pieles, deja una marca de su estilo y recolecta más oídos.


MILITANTES DEL CLIMAX APOSTANDO AL CAMBIO

Muchos kilómetros acumulados por la Panamericana que una a Rosario y Buenos Aires, tienen los Militantes del Climax. Desde donde nosotros recordamos un show junto a Huevo en lo que era Pugliese,y una fecha mística y muy loca, por el 2015, en la Asociación Japonesa junto a Rio Chino y la Groovin Bohemia. Su formación ya no contaba con la presencia del Negrito Jumpal del 16 02.

Desde entonces pegamos una conexión muy fuerte con su música, con los mensajes en sus poesías, con su manera de describir los problemas, con la elevada composición de sus atmosferas.

Su primer álbum homónimo lo hicimos pedazos de tanto escucharlo.  Esperamos años para la llegada de “Día 4”, su segundo material discográfico, con un sonido impresionante, que se puede reproducir en las plataformas digitales. Necesario tanto para elles como para nosotres, aquel viernes que se publico nos sentamos con mi hermano en silencio, solo a escucharlo.  Ahora lo andan girando por los escenarios de la escena nacional, y lo del viernes 7/6 en Rosario, fue una aventura salvaje.

La apertura del show con el monologo oscuro y necesario que ha caracterizado a este grupo humano, para derivar de a poco en la columna solida de vientos que empujan esta nave. Jazz, funk, hip hop, climax. La merengada se empieza a estirar en la pista, las vainillas comienzan a sumergirse en la chocolatada que se esparcía por el lugar, las manos arribas dulce de leche en el techo, todos queremos un cacho todos tenemos derecho.  

 

Un repertorio hibrido que fue combinando canciones recolectadas a lo largo de estos 10 años de música que tienen sobre sus cuerpos Militantes del Climax. Etonoecocapapi. Por momentos tranquila, de vuelo y reflexión, de paisajes naturales, montañas y agua. Por momentos violenta, de caída y pogo, de paisajes urbanos, transas y quilombos.

Invitado de la noche Yema Ice (Venezuela) para cantar “en las esquinas de my ghetto, convive el empresario, el albañil, el estudiante y el pistolero”.
 

Fue una noche a puro fuego, hubo un poco de todo en la jornada, la abundancia hizo que no aparezcan carencias y terminemos con una sonrisa clavada en la cara, bailando hasta las cinco de la mañana con las canciones que fue mezclado Dj White Rabitt .

Gratitud a la música y el encuentro de almas, en eterna búsqueda de satisfacción. 



Redaccion: Juan Cruz
Fotos: Ph.Zemog

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »