Andrea Prodan comandó la nave espacial del rock recreando la obra de David Bowie en el teatro Príncipe de Asturias de Rosario.

El domingo 14 de julio se vivió una noche impactante en el Teatro Príncipe de Asturias, el principal salón del Centro Cultural Parque de España, de nuestra ciudad; ya que en el marco del ciclo “De acá a la Luna”, desembarcó en nuestra ciudad el show musical, “Space Oddity: Bowie ReMenbered”, con Andrea Prodan como principal comandante de la nave rockera que desplegó talento y potencia musical para repasar distintos momentos de la vasta obra del artista británico.

¿Puede acaso describirse el arte? Difícilmente pueda hacerse. El arte surge como expresión, se manifiesta, se aprecia y se disfruta. Y eso fue lo que ocurrió en el ideal escenario para una propuesta que superó cualquier expectativa previa que pudiera haber, aunque ya de antemano se presagiaba la calidad. De este modo, y a través de dieciséis canciones, el público rosarino pudo deleitarse con la exquisita interpretación de la banda que conformaron Andrea Prodan (voz), Ale Kurz y Guido Pérez Fantini (guitarras y coros), Diego Kurz (bajo y coros), Martín Luchina (teclados y coros) y Daniel Digón (batería).

“Valentine´s Day” fue el encargado de romper el hielo y ahí nomás la banda ya desplegó pasión y precisión, para seguir con “Scary Monsters”. La temática relacionada con el satélite natural de la Tierra no tardaría en llegar y fue el turno de “Moonage Daydream” y el emblemático “Space Oddity”. Con proyecciones visuales en el fondo del escenario y varios cambios de vestuario por parte de Andrea Prodan, el show fue transcurriendo a pura emoción, creando climas y atmósferas particulares para cada tema, desde los más clásicos hasta otros más ocultos, destacándose la precisa pronunciación y énfasis en la voz del más joven de los hermanos Prodan.

Y fue así que entre los más conocidos del espectro bowiesco, sonaron “Heroes”, “Starman”, “China girl”, que Andrea comentó que estaba inspirada en la relación del músico londinense con su esposa Iman o “Life on Mars”, siguiendo con el viaje interestelar. Para “The man who sold the world”, Ale Kurz fue quien tomó la voz cantante y le impusieron el tono grunge al inoxidable hit. Sobre el final de la memorable velada también hubo tiempo para “Ziggy Stardust”, “Something in the air” y “Absolute begginers”. El público, a esa altura, ya gozaba a pleno de un concierto plagado de emociones y entonces fue ahí, cuando Andrea Prodan invitó a los asistentes a salir de sus cómodas butacas: “Come on, Let´s Dance”, lanzó desde el escenario y un puñado de entusiastas los siguieron a puro baile, bien cerca de los músicos al ritmo de “Modern Love”, que fue otro de los clásicos e hizo la veces de epílogo de un espectáculo digno de ser recomendado, hecho por músicos que aportaron una mirada musical poderosa y llevado a cabo con conocimiento, dedicación y corazón.

 

Cronicas Blindadas - El Ojo Blindado - Jueves de 18 a 20hs             

Facebook: EL OJO BLINDADO - Pau Rock - Eloy Joe Blindau                     

Instagram: @elojoblindadorock

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »