Una cálida noche de invierno con Degradé

Degrade es una banda que muestra que el paso del tiempo le sienta cada vez mejor. Y es que llevan más de 20 años arriba de los escenarios y 4 discos de estudio. Su experiencia los llevó a una madurez musical que se vio reflejada el miércoles pasado en el ciclo de Acústicos Schneider de Distrito Siete.
Supieron adaptarse muy bien a este formato que propone Distrito Siete. La participación de Carlo Seminara (ex percusionista de la banda) con el cajón peruano, las maracas y la pandereta; y el acordeón de Nahuel Marquet (cantante) le pusieron un toque diferente a lo que Degrade nos tiene acostumbrados. Todo esto, sumado a varios artistas invitados de la escena local y a la presencia de niños abajo y arriba del escenario, generó ambiente muy cálido en el lugar.
El recital empezó con Flores amarillas y una dedicatoria para el hijo recién nacido de Álvaro Manzanero (baterista actual), seguido por otros tres temas de su último disco homónimo grabado en 2012 (Casa en los árboles, Al otro lado del espejo y 6/8) y un cover de Superficies de placer de Virus, aprovechando el formato acústico para hacer una muy buena reversión.
Después de repasar el disco La Hora Azul, tocando Flecha y Navegar en una versión más cercana a un bolero, llegó el momento de que suba al escenario Pablo Pino (cantante de Cielo Razzo) para cantar Árida mientras su hija daba vueltas entre los músicos.
Luego Marquet pasó al teclado para que Emiliano Cattaneo (tecladista) cante Perla del sol y Montañas. Antes de ir a un intervalo se hizo presente el segundo invitado de la noche, Pablo Comas (cantante de Alucinaria) con el que tocaron Espina, en lo que tal vez haya sido el punto más alto de la noche.
Pasado el corto intervalo salieron con Choza Salanitro (cantante de Sikarios) a tocar Conciencia Musical y, para no perder la costumbre, cerraron con su habitual interpretación de Psycho Killer de Talking Heads.
La gente que pasó el miércoles por Distrito Siete pudo apreciar a Degrade en un show acústico diferente, sentados en sus mesas y tomando algo. Las guitarras acústicas, el acordeón de Nahuel y los chicos corriendo por las mesas fueron las postales de la noche.

Más fotos: https://goo.gl/nXPk2R

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »