Sobran las pruebas.

El aparato mediático oficialista logró (por ahora) hacerle creer a mucha gente que Santiago Maldonado se ahogó solo. Sobran las pruebas de que no fue así.

El aparato mediático oficialista logró (por ahora) hacerle creer a mucha gente que Santiago se ahogó solo.

Sobran las pruebas de que no fue así:
- Santiago le tenía miedo al agua después de un mal momento que pasó en el Paraná. No se pudo haber tirado al agua. Lo declaran muchos de sus amigos y compañeros.
- El cuerpo apareció 300 mts río arriba de dónde fue la represión. ¿Santiago nadó 300 mts contra la corriente hasta ahogarse? ¿El cuerpo estuvo 78 días ahí y nadie lo notó?
- Dos días después de su desaparición, alguien atendió su telefono durante varios segundos, en los cuales se escucharon pasos fuertes, y cortaron. ¿Quien atendió? ¿El DNI estaba en el bolsillo pero el teléfono no?
- El lugar ya había sido rastrillado 3 veces, y el Río Chubut es bastante angosto. Vale aclarar que una de esas tres veces entraron a las 6 AM, sin previo aviso y sin la presencia de organismos de DDHH.
- Clarín dijo que un tal "testigo E" declaró que estuvo nadando en el río con Santiago, y que sería recompensado por aportar datos fehacientes. El juez dijo que todo esto es mentira, que no existe tal testigo.

A Santiago lo mató Gendarmería en una represión ordenada ilegalmente por Pablo Noceti y Patricia Bullrich. Pedíamos aparición con vida, y Santiago no apareció como queríamos. Bullrich, Noceti, todos los cómplices encubridores y cada gendarme implicado tienen que estar presos.

Santiago muere reprimido por protestar, y la represión empieza a ser moneda corriente en las movilizaciones, que cada vez son más, porque cada vez nos quitan más derechos. Quieren instalar el miedo a manifestarse.

Desaparecieron el cuerpo de Santiago durante casi tres meses. El Estado se lo llevó y apareció muerto. Clarín dice que Santiago se ahogó solo, y en los 70 decían que los fusilados morían en enfrentamientos. Esa vieja costumbre de justificar muertes.

El PRO ganó las elecciones mientras comienza la autopsia, y el caso no afectó la contundente victoria. Acá en Santa Fe la gente votó a Albor Cantard sin saber quién es. Instalaron la idea de equipo y lograron que la masa vote las reformas que se vienen, sin importar quien es la cara. Chau nuestros derechos laborales, nuestra salud y educación de calidad.

La derecha con mayor poder concentrado desde la vuelta de la democracia está frente a nosotros. Con un desaparecido, métodos de la dictadura, apoyo de los medios, más legisladores, promesas de palo para el que protesta y reformas noventosas. No son boludos, son siniestros y muy capaces. No subestimemos a la derecha.

 

Texto: Gonzalo Luján

Foto: Mariano Ferrari

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »