Se rompió Un Secreto de Isla Mujeres

Con un álbum que debutó en vivo el sábado, Isla Mujeres demostró que este 2021 están listas para pisar fuerte dentro de la movida Indie – pop. Las pibas brillaron.

Con el aire fresquito que rescataba a la ciudad del infierno se prendieron las luces del Distrito Siete. Las persianas se levantaron y de a poco se fue formando una fila que respetaba todos los protocolos sanitarios de la era Covid. A las 22.22 el cuartero femenino y platense se subió al escenario y descocieron el centro cultural. El espacio tiene permitido por show cortar 150 tickets, y se cortaron todos. Con mesas a distancia y denominadas burbujas, se fue colmando el bar. La estación sueños insurgentes brillaba tenue y “Solo quiero verte de cerca” comienza a sonar.

Con la mirada de Eva en una pared y Frida pegadita a Marielle del otro costado, luces rojas y azules que acompañaban el viaje y un sonido impecable, Isla Mujeres se presenta. “Sentimos el pogo”, afirman desde el escenario. Mientras tanto abajo, los cuerpos aprenden a bailar sentados. Las manos aplauden al ritmo de la música, los pies van de un lado a otro y las cabezas suben y bajan. A las 23 hs llega al D7 el rock crudo de la mano de “No voy a ser como a vos a te guste”. Ahora se ven brazos extendidos y se escuchan voces del público gritando.Con la nueva modalidad aprendes a mover músculos que no sabías que existían, la música entra por todo el cuerpo, en cada rincón.  “Otra, otra, otra” la pibada pide más y el cuarteto no se niega. ¿Cómo resistirse después de tanto tiempo sin poder sentir la adrenalina de tocar en vivo?

Una hora después del primer acorde, llega el turno de “Asesina” y otra vez estalla el bar. Aplausos, silbidos, sonrisas y gran satisfacción en todas las mesas. Esa sensación de ver y escuchar a artistas se extrañaba. Isla Mujeres se abraza entre ellas, saludan y se van. Irse en realidad es metafórico porque a la banda la caracteriza la humildad. Cada una con su vaso etiquetado con su nombre, recorrieron el D7, respondieron preguntas y se familiarizaron con quienes fueron a verlas.

Isla Mujeres nació en el 2015 cuando entre zapadas crearon un primer EP crudo y urgente que llamaron Naturalia: pop visceral y fresco, así lo definen. En el 2017, editaron Otras, su primer LP compuesto por 9 tracks que no abandonan el formato canción para pasearse por el dream pop y la electrónica. Una gira por el sur de Argentina y en el 2020 con pandemia de por medio, editaron su último disco, Un Secreto que fue descubierto el último sábado de enero en Rosario.

La tapa del nuevo álbum podría ser tranquilamente un cuadro para colgar en casa. Se compone de 10 canciones y ninguna tiene desperdicio. El laburo como banda se ve reflejado en la calidad del show que brindan, las letras y el sonido impecable. Amparo Torres en voz y guitarra, Julia Barreña en voz y teclados, Elena Radiciotti en bajo y voz y Faustina Sagasti en batería forman Isla Mujeres, una banda que se las trae y fuerte. Arriba las pibas conquistando espacios.

Por: Ludmila López

Fotos: Giulia Antonelli

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »