Las aventuras de Cundo

La noche de domingo en Casa Brava recibió el show de Cundo, para todas las personas que se acercaron.

El domingo Rosario amaneció gris. Con la humedad, los charcos y los árboles caídos que dejó la tormenta que nos acompañó durante todo el fin de semana. Cerca del mediodía comenzó a asomarse el sol y por la tarde brilló una luz cálida que tanto faltaba en los últimos días. Alrededor de las 20hs nos encontrábamos en Casa Brava para asistir a la presentación de “Constante Insconstancia”, el primer disco solista de Facundo Del Castillo bajo el seudónimo Cundo. Entre velas y barbijos todxs lxs presentes se fueron ubicando en sus mesas.

Afuera las charlas junto a puchos y birras alternaban entre la pandemia, la suba de casos de covid, las nuevas restricciones, las grandes preocupaciones por el futuro cercano del sector del espectáculo y las ganas de ver plasmado ese disco que apareció en diciembre de 2020, que acompañó durante varios meses a muchxs de lxs presentes, plasmado en un recital en vivo. Cerca de las 21:30 se empezó a correr la bola de que empezaba y rápidamente todxs fueron a sus mesas. 

Lo primero que escuchamos fue el sonido del mar junto a la guitarra de Cundo. La capacidad de sacarnos del plano real que tuvo eso fue alucinante. Luego de una breve introducción comenzó “Necesitar”, el tema de cierre de “Constante Inconstancia”, una canción llena de emociones. Su voz aparece: Es en vano estar mintiéndose / Es perder el tiempo también / Te quiero ver amigo, sabés / Pero tengo que avanzar de una vez. Llega el estribillo: Y por qué vas a tirar / Lo que te dan? / Aunque lo quiera es que creo / Necesitar.  Creo, y me lo planteo con dudas, al igual que Cundo, que todxs necesitábamos ese viaje hacia la nostalgia y la introspección en ese momento. Luego del primer aplauso, subieron al escenario Marco Tenaglia, Julian Bianciotti y Juan Aguilar, la banda que iba a acompañar a Cundo por el resto del show. “Para no repetir”, “Helados” y “Estábamos viajando en paralelo” fueron las canciones que siguieron. La primera, con aquel riff de bajo pegadizo con el que comienza el disco y afirmando: Mejor es recordar / Para no repetir. Luego Facundo invita a su prima, Delfina Del Castillo, a acompañarlo con su voz en la próxima canción en la que aclara que no habla de un perro y minutos después cantan a dúo: Se va a escapar tu perro / Y no sabes que va a pasar / Se va a escapar tu perro / Es algo que te va a pasar. 

Llegábamos a la mitad del show y todxs lxs presentes nos encontrábamos viajando en el mundo de Cundo. En ese momento comenzó a sonar “Esperar”, que se cantó en todas las mesas. Luego siguió “Creo” cantando: Esta ilusión / Es como arroz / Y ahora el agua está caliente / Y ahora las dudas de repente / No me dejan cambiar. Minutos después, el cantante y guitarrista, presentó a toda la banda y anunció el proyecto audiovisual “Las Aventuras”, una banda con la que venían trabajando hace un tiempo y que está conformada por Julian Bianciotti en batería, Marco Tenaglia en teclados y guitarra, Juan Aguilar en bajo, el propio Facundo Del Castillo en guitarra y voz, y Juan Miles y Delfina Del Castillo en la parte audiovisual. Seguido a eso, la banda tocó dos canciones de “Las Aventuras”, “Encendedor” y “Tiene Sentido”, inspeccionando nuevos sonidos y llevándonos a lugares más oscuros, con partes instrumentales y dándole protagonismo a las visuales que se proyectaban sobre el fondo. Finalmente, Cundo se despidió con “Ojos”, la tercera canción de “Constante Inconstancia”:  Me ves / Algo cambia de color / Porque / Nuestros ojos se conocen. 

En una presentación llena de emociones, Cundo, su poesía y sus bellas melodías tomaron una nueva aventura, y nos llevaron de viaje a lugares mágicos en un contexto gris. Finalmente, a la salida de Casa Brava, las veredas de Pichincha nos mostraron el cielo estrellado.

 

Texto: Lucho Gagliardo

Fotos: Tomás Picarelli

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »