Crónicas Blindadas: Ska Unity Vol I Bad Manners desembarcó en Rosario y desató su contundente ska.

El jueves 28 de Septiembre visitó por primera vez nuestra ciudad la banda inglesa Bad Manners, legendaria formación surgida en 1978 en Londres y reconocidos como íconos mundiales del Ska. La presentación oficial de Bad Manners en Rosario tuvo lugar dentro del marco del festival Ska Unity Vol I, del cual fueron partícipes grandes bandas del género como Protátiles Steady Club, los Beretta Ska Music y Hugo Lobo & Backing Band.

La noche de ese jueves, arrancó temprano. Una vez que terminamos otra edición de El Ojo Blindado en Planeta Cabezón, enfilamos derecho hacia el Teatro Vórterix para no perdernos el show de Portátiles, la banda de nuestro amigo blindado Watán Trinch. Portátiles Steady Club es la formación local que comandan Watán y la China en voces. Once músicos en escena desplegando un arsenal explosivo que combinó ska y rocksteady,  abriendo el festival que ya se vivía en el ambiente.

En segundo término, subieron a las tablas de Vorterix Los Beretta Ska Music, numerosa formación liderada por el rude boy Luisito Betetta, que aprovecharon para despedirse con un set donde mixturaron un ska festivo, desenfadado y algunos toques de reggae, con un seleccionado de músicos dentro de la banda. También hubo tiempo para que los pibes de barrio La Guardia (Watán y Luis), compartieran y disfrutaran de hacer un tema juntos “Somos Bohemios”.

Una de las grandes virtudes de estos músicos locales es que a la vez, fueron los gestores, mentores y organizadores del Ska Unity junto a Hugo Lobo. La idea, según palabras de Watán, surgió cuando Mario Siperman, tecladista de los Fabulosos Cadillacs , le preguntó por Portátiles en el Vive Latino en México y lo instó a rearmar ese proyecto musical. Reunidos con Luis, que andaba de gira de prensa por tierras aztecas, comenzaron a cranear el terrible festival.

Más adelante, promediando la velada Ska, fue el turno de Hugo Lobo quien contó con los locales de Santo Chango. El brillo de los bronces propuesto por el trompetista, provocó a cada uno de los changos se luciera con sus solos instrumentales, cultivando en tradicional ska jamaiquino.

Sobe la medianoche llegó el plato fuerte que todos esperábamos: Ver a Bad Manners en Rosario, acá nomas, a la vuelta de nuestras casas, el sueño de muchos pibes hecho realidad.

Con un frontman implacable como Fatty Buster Bloodvessel, único sobreviviente de la formación original, los íconos del ska mundial, hicieron de las suyas, metiéndole un ritmo y una onda inigualables, que mantuvo al público a tope, a puros bailes y saltos. “Jump”, vociferaba Fatty y la gente, copada a full y prendida fuego, respondía alegremente. Es que los ingleses, más allá de su notable calidad musical, demostraron no haber dejado ningún detalle librado al azar y tanto desde su vestimenta hasta algunos pasos ensayados, daban marco al espíritu festivo reinante, cobrando especial relevancia su clásico “Lip up fatty”.

Entre el público nos encontramos también con muchos músicos de la escena local disfrutando y gozando a pleno de una noche única donde el ska puso a bailar a todo Rosario.

Nota by: El Ojo Blindado

Fotos by: Pau Rock

Más fotos en Facebook / Pau Rock / Eloy Joe Blindau

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »