Charla con MALABRI en el Palometa Fest #3

Ya pasaron varios días desde que la banda de Pittsburgh (EE.UU.) MALABRI estuvo de gira por Rosario y varias ciudades de Argentina y Chile. Pero nos quedó esta charla que tuvimos pendiente, y compartir está bueno.

Mucho, tal vez, habrá sido Ítalo Calvino para algunxs y para tantxs. Pero hoy, El Caballero Inexistente (1959) me ha servido mejor como ventilador momentáneo ante esta ola de calor que me arrebata el espíritu y por instantes desearía la muerte. Trágica, sí, dramática. Pero bueno, me sale así.

Lo que más importa es que en unas horas veré a MALABRI (Pittsburgh, Pennsylvania) en vivo,  banda estadounidense de hardcore punk que me llegó hace poco tiempo y se presenta hoy en Rosario en lo que será la tercera edición del PALOMETA FEST, organizado por SAD PUNK DISCOS. También se presentan en la noche varias bandas de la movida hc punk como PARODIA DE LO ABSURDO de Buenos Aires y las bandas locales SANTA FULGORA, LOS QUE PERDONAN, SEÑOR DE LAS MOSCAS y KAIJU (y LVS ISMOS de yapa).

Ya es tarde y faltan unas cuadras para llegar a Puerto de Ideas en este sábado 13 de febrero. La puerta está cerrada. La abro, aparece otra y un cartel que pide que se mantengan así. Abro la segunda puerta y el pasillo me lleva al patio donde se desplaza una gran feria de discos, remeras, cassetes, fanzines, comics, libros, pines, calcos y toda la movida DIY (Do It Yourself/Hazlo Tú Mismo).

Estoy afuera fumando un pucho y escucho que suenan los primeros acordes de algo que me suena. Voy al cuarto donde tocan las bandas, que tiene un espejo en el fondo, detrás de la batería. Arranca MALABRI. ¡Oh sí! Estos pibxs saben cómo manejar la intensidad. En la oscuridad de ese cuartito, nos desprendimos un poco la carne para bailar junto a ellxs que emanaban más oscuridad. No faltó el pogo agite y alguno volando en los brazos de otro. Pero para mí, el momento de apogeo fue cuando Sarah (voz) nos dice: “ahora, Imperio Gringo”.

Luego del show me acerqué para charlar con Luis (bajo) y Geoff (bata).

ENTREVISTA

-¿Cómo surge MALABRI?

-Llevábamos tiempo sin tocar en ninguna banda y más que nada queríamos volver a hacer música y hacer una gira. Entonces se nos ocurrió hacer esta banda y venir a Sudamérica a tocar.

-¿Se puede decir que hicieron la banda para la gira?

-Totalmente. Hicimos la banda porque quisimos venir a girar a Chile y Argentina.

-¿Qué les gusta de girar?

-L: Nos gusta todo lo que lleva una gira.  Nos gusta conocer gente, ver los espacios alternativos que hay, los grupos anarquistas, las dinámicas. Conocer otros países desde diferentes perspectivas.

-G: Es muy divertido, también creo que es un poquito raro que un grupo de los Estados Unidos venga a Chile y Argentina, por esa razón creo que la gente de aquí tiene curiosidad sobre nosotros y también nosotros queremos conocer la gente de aquí, el estilo de vida.

-¿Algo que les impactó o les gustó mucho de acá?

-L: Yo creo que lo que más nos ha gustado de principio es que en todos los sitios donde hemos ido la gente es muy amable. Hemos tenido una buena relación con todo el mundo, hemos podido hablar con la gente y ha habido bastante interacción y creo que es lo que buscábamos todos y ha sido lo más interesante de todo esto. Nosotros no tenemos nada que ver con la movida comercial de la música. Venimos de lo autogestión y del DIY. Y lo que nos ha gustado es que fue un entorno muy familiar. Tocar en sitios como este, pequeños, que no tienen escenario. A mí me dan un poco de miedo los escenarios (risas).

-G: Para mí una diferencia muy importante de los EE.UU. con Chile y Argentina, es que allá la gente tiene una mentalidad muy individualista, especialmente en la sociedad en general y también en la escena alternativa. Y aquí me gusta. Es más difícil conseguir uno sólo todo, entonces para vivir necesitan trabajar con amigos y con tu barrio y con otras personas. Y en los EE.UU. es difícil eso, porque el mensaje de la sociedad es: “solamente tú, solo”. Y este mensaje es muy contrario a muchas de las ideas de una sociedad alternativa. Y por esa razón es difícil organizar una cultura diferente.

-¿Y acá lo pudieron ver más viable?

-G: Acá creo que es más posible. Cada tocada tiene dos, tres, muchas personas que trabajan juntos para organizarlo.

-¿Qué les espera después de esta noche?

-L: Vamos de gira a Chile, a Río Gallegos y luego posiblemente no sabremos si volvemos a tocar juntos.

-G: Tenemos muchos tiempos diferentes y necesitamos hablar juntos después de la gira y decidir, porque en realidad somos cuatro personas viejas y con ideas muy fuertes sobre qué queremos hacer con nuestras vidas. Después de muchos años en la escena de la música alternativa, cada uno tiene ideas muy fuertes sobre estilos que nos gustan y qué queremos tocar y por esa razón creo que el estilo de nuestro grupo es un poquito diferente porque es un compromiso de cuatro personas distintas y a la vez con distintas ideas. Y también es difícil organizar gira, porque nosotros tenemos otros proyectos y la gira es un compromiso.

-¿Qué otros proyectos tienen?

-G: Yo tengo un taller de motocicletas, pequeñito. Es un lugar a trabajar sin jefe, es solamente mío.

-L: Yo soy navegante, así que estamos trabajando con eso en Panamá. Steve (guitarra), los veranos trabaja en Alaska y Sarah es profesora de español para niños y también viaja mucho.

-¿Cómo carajo se conocieron entonces y organizaron esto?  
(risas)

-G: Luis dijo: “tengo una idea loca”.

-L: Nos conocimos por casualidad. Conocía antes a Steve, ambos somos navegantes en barco de velas y nos conocimos por una red de internet de anarquistas navegantes, y me dijo que tenía un amigo que arreglaba motos en Pittsburgh y yo quería aprender. Entonces la primera vez que fui a conocerle a Geoff, estuve un mes con él donde me enseñó a arreglar motos. Nos conocimos de forma curiosa. A la vez, Steve es amigo de Sarah. Cuando comenzamos a ensayar ella vino y la conocimos ahí.

-¿Algo para decirle a la gente sobre la movida DIY?

-G: En nuestra música y también en nuestra vida, yo no sabía tocar la batería antes de encontrar la música punk y tampoco sabía reparar motocicletas antes de encontrar la cultura DIY. Y al principio no me fue muy bien, pero me gusta que especialmente en la cultura del punk es posible hacerlo si no eres un experto y hay espacios para hacerlo. No es competitivo, usualmente las personas quieren que aprendas y sepas más sobre las cosas, y ahora después de 15 años sí pude hacer mucho, y también los otros miembros del grupo.

-Encontrarle la vuelta al sistema…

-G: Sí, para mí es muy importante acceder a una idea y un plan a escapar de estas cosas. Porque si no quieres, el mundo del poder, del gobierno, tiene un plan para ti: que necesitas trabajar por ellos. Por esa razón es muy importante planear tu camino y escapar de eso. Particularmente, cuando fui joven tuve amigos más viejos que estaban un poco más cerca de este estilo de vida. Probablemente si no encontraba esas personas, no iba a saber cuál es ese otro sentido de vivir.

Esto y más fue la charla que tuvimos. Hablamos de música, de bandas, sobre Ricky Espinosa y el punk en Argentina; de estilos de vida y otras maneras de hacer las cosas para no caer en la muerte del trabajo en este sistema del Capital. Y también nos reímos mucho tratando de entendernos. 

Fue una gran noche, así que esperamxs ansiosxs la próxima edición de Palometa Fest. Y varias de estas bandas nos visitarán en Planeta Cabezón, eso seguro.

Por Analí Macuglia

Fotos analog: Emilia Doe

Escuchá el disco

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »